miércoles, 23 de diciembre de 2015

Lotería de Navidad

Sí. Me ha tocado la lotería del sorteo de Navidad*.
En realidad todos los años he ganado,
haciendo mío el dicho de quienes no se resignan a verse perdedores en este día:
el 22 de diciembre es el día de la salud por antonomasia...
El caso es que este año he ganado de verdad.
¿Pero me ha correspondido una miseria o una millonada?
Sin ánimo de frivolizar, me ha tocado
el equivalente  a seis años y medio de trabajo de unas limpiadoras de la India**,
el equivalente a dos días de trabajo de un médico o de un profesor en Rusia***,
el equivalente aproximado al sueldo mensual de una enfermera en Venezuela****.


-------------------------
*
En España se celebra cada 22 de diciembre el sorteo de Navidad, denominado también el Gordo, siendo considerado como el sorteo de mayor repercusión a nivel nacional.
http://www.abc.es/loteria-de-navidad/historia.html

**
 http://blogs.20minutos.es/becario/2012/10/31/el-trabajo-peor-pagado-del-mundo-20-centimos-al-mes-por-limpiar-banos/   

***
http://russiaparachilenos.blogspot.com.es/2007/12/salarios-en-rusia-articulo-en.html

****
http://www.infobae.com/2015/04/26/1724684-cuanto-gana-realmente-la-gente-comun-venezuela

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Jugando al despiste

En medio del
contaminadísimo día raso
sorprendo, en un parque de la capital,
a unos árboles
jugando al despiste:
lucen prendas primaverales
en plena época otoñal.
A esta tempranera hora
un imponente trasluz
mantiene encendidas a unas apagadísmas
farolas...




jueves, 10 de diciembre de 2015

Bola de Navidad

En la inmensidad del salón de estar
del Universo
cuelga una enorme bola
azul.
Que gira vertiginosamente también en
Navidad.
Según el lugar,
brilla la paz y la vida tiene sentido,
pero allí donde resplandece la guerra,
la existencia es solo dolor y devastación.
Alguien o algo colgó esa bola ahí hace millones de años.
Y cómo puede ser que dentro de ella haya
especímenes -de un pelaje tal-
dispuestos a perpetrar contra otro ser humano
las mayores vilezas
mientras dure el rato de sus vacías vidas.
¿No les tiembla su pulso sanguinario?


lunes, 23 de noviembre de 2015

Cara de pocos amigos

Me quedo un instante mirando
fijamente a un bóxer tranquilo que pasa a mi lado
con su dueño.
Escapa a mi vista
y se proyecta en mi mente
la imagen fugaz
de aquél otro bóxer de mi infancia:
tenía cara de pocos amigos -llena de babas-
y ladraba hoscamente
asomando el hocico entre los barrotes de una verja,
delante de la que yo tenía que
pasar -sí o sí-
cada mañana para ir al colegio.
Y me daba un miedo...
Yo tenía 5 años
y llevaba una cartera gruesa extrarígida en cuero marrón chocolate
-que abultaba más que yo-.
Como no era consciente del lugar exacto
en que habrían de sorprenderme los ladridos,
siempre me sobrecogía de susto y daba un grito con salto.
Al cabo de un tiempo de sobresaltos traté de memorizar el lugar
exacto y cuando me iba acercando
a él, dejaba una gran panza de espacio
con respecto a la verja
que no me libraba del contacto auditivo con los ladridos
pero evitaba mi grito con salto...


martes, 17 de noviembre de 2015

Dolor en itinerancia

¡Cuánto dolor en itinerancia
continua!
Cuánto vacío llenando mentes perversas
a través del negro prisma
de un miserable terror calculado
que cultiva la masacre,
siembra el miedo, siega vidas, poda esperanzas...
Y todo ello en nombre de una sinrazón infame
en pos de un fanatismo
que alimenta su bajeza
y que no conoce un solo bien elevado:
porque la vida humana
es -de lejos- el más sagrado...




viernes, 13 de noviembre de 2015

Fogo lento

En Portugal
uno siente que todo transcurre sin prisa,
a fogo lento,
incluso las máquinas expendedoras de billetes de metro
siguen su propio ritmo:
ante una rápida pulsación
-motivada por la impaciencia madrileña-
la máquina reacciona
haciéndotelo pagar caro,
porque te expide de pronto un billete de 35€
por haber tratado de acelerar el proceso
de emitir un billete simple.


martes, 10 de noviembre de 2015

Despertar en Oporto

Sin fallar un día,
la contundente intermitencia de carcajadas
fabricadas por una gaviota reidora
me trae hacia la luz
del despertar en Oporto.
Abro los balcones de madera blanca y marco de piedra
y la brisa portense
me apercibe de donde me hallo;
Y lo hace sin pretensiones
ni quebrantos,
a modo de bellísimo fado
que va calando dentro.
Despacio.




lunes, 9 de noviembre de 2015

Poner rumbo

Ella bajó
a la calle acelerando el paso.
Huía del ambiente enrarecido
de la estancia.
Fue solo en busca de aire fresco
y se trajo
dos sacos llenos
en los pulmones
-fruto del rato largo de paseo-
y, además, unas cajas de cartón
recogidas a las puertas de un establecimiento chino.
Y subió con todo ello
decidida a poner rumbo  
en su vida

y cortar por la línea de puntos
...con la mente -como pocas veces-
despejada.





jueves, 5 de noviembre de 2015

De igual a igual

Entre un
mar de nubes que contemplo -de igual a igual-
desde las alturas,
impreganada de azul
surco a gran velocidad corrientes de blancos vahos
que van y vienen,
y nubes ya instaladas
que van siendo superadas por el ala del avión
y devoradas ávidamente
por unos ojos
dispuestos a llenar sacos 
de recuerdos
variopintos... 



miércoles, 4 de noviembre de 2015

En medio de la noche fría

Sepultada bajo las sábanas,
en medio de la noche
fría,
mis manos heladas
comunican su baja temperatura
a las muñecas y luego al brazo 
hasta llegar al hombro,
y eso a la velocidad del terrón de azúcar que,
humedecido por una esquina,
acaba empapándose entero.


miércoles, 30 de septiembre de 2015

Río de fuego


Cruza la ciudad
-por todo lo alto-
un esponjoso río de lava y fuego.


Mecánicas

De entre las cosas que mi nonagenaria abuela
materna aun no ha olvidado,
es que cuando cocinaba, solía echar un chorrito de agua
a las patatas, -directamente en la sartén-
para que estuvieran "ternicas".
Y recuerdo que mi difunta abuela paterna ponía 
las patatas en agua con sal casi dos horas antes de freírlas
para que soltaran el almidón y estuvieran crujientes.
Mujeres de su época
a las que solo vi temblar
cuando tenían que poner los pies
sobre el abominable mecanismo
de unas escaleras mecánicas.



jueves, 17 de septiembre de 2015

Sobre el bastidor celeste

Sobre el bastidor celeste
va siendo bordado
un fino y largo encaje blanco
hecho por unos bolillos
que se mueven
sin descanso. 

jueves, 10 de septiembre de 2015

Tierra de por medio

Dos majestuosos magnolios
en frondoso abrazo
a pesar de la 
tierra de por medio...
que les separa
un río
llamado camino.

Jardines de Sabatini, Palacio Real, Madrid (España)



jueves, 3 de septiembre de 2015

El beso

En el interior de la majestuosa
estancia hay un denso velo de tensión:
Una joven esposa acude, portando una copa de vino, a presentar
sus respetos al invitado extranjero.
Y lo hace con ojos esquivos,
bajo la atenta mirada de su anciano marido,
que, gobernado por los celos,
está a punto de presenciar el beso* de cortesía que ambos van a intercambiar..,
...esperando descubrir, en algún gesto, los sentimientos
que su esposa declaró a un desconocido la noche anterior...
Desde el otro lado del gigantesco "ventanal", 
yo presencio la inquietante escena
como un invitado más.
 


---------------------------------------------------------------------
*De entre todas las obras que acoge el museo ruso de San Petersburgo
en Málaga, me quedo con el majestuoso lienzo, "El Ritual del beso", de Konstantin Makovsky
basado en el relato, "El príncipe de plata", de León Tolstoi. 

https://scontent.cdninstagram.com/hphotos-xfa1/t51.2885-15/s306x306/e15/11055839_763476770436130_2140327384_n.jpg

http://www.coleccionmuseoruso.es/es/visita-virtualpage/


miércoles, 2 de septiembre de 2015

Con sueños así

Una noche, con sueños así,
condena a vagar
-como alma en pena-
durante el resto del día.


martes, 1 de septiembre de 2015

Partido por la mitad

Aquél día
a aquella hora,
en ese preciso instante,
se le heló el corazón.
Pero solo en parte,
porque aquél músculo
siguió
funcionando a pleno
rendimiento
partido por la mitad.


lunes, 31 de agosto de 2015

Aroma olvidado

Un pequeño y solitario cesto de plástico
repleto de fresas,
llama mi atención
desde la zona refrigerada
de un supermercado en pleno corazón de Roma.
Su reducido tamaño 
hace tan apetecible observarlas de cerca,
que instintivamente, acerco el cestito a mi nariz.
Y ¡oh!, maravilla:
en el umbral de mi olfato
golpea un grato y delicado aroma silvestre,
que no recordaba haber olido
en unas fresas de supermercado hacía mucho tiempo...

viernes, 28 de agosto de 2015

Roma 512

En este mes* amanece en Roma a las 5:12.
A tan intempestiva hora
se despereza la ciudad eterna.
Y, sobre las nueve y media o diez el sol ha recorrido
ya un trecho tal, que se antojan las doce y media o la una.
Eso sí, por la tarde impera
un toque de queda
y la luz,
ha de retirarse antes.  


------------------------------------------
*Mes de junio

jueves, 27 de agosto de 2015

Asperezas

Asperezas del sistema:
limar
As perezas do sistema:
superar



Olas cuadradas

Sentada junto a una orilla
de cemento, en medio de la ciudad, 
contemplo un mar ficticio
de olas cuadradas.
Cuadradas por efecto
de las baldosas sobre las que discurre
el agua,
que se precipita a lo largo de un terraplén que da acceso
al aparcamiento subterráneo* aquél.
Escucho el estruendo de su incesante murmullo
y ¡ay!, qué de pensamientos confusos
distingo,
por las marchas forzadas
de un motor,
que solo calla,
cuando el vigilante nocturno
apaga el mecanismo
hasta mañana.
--------------------
*aparcamiento subterráneo en la Calle Sacramento (Madrid)





martes, 25 de agosto de 2015

Películas

En el lugar de trabajo
una mujer inicia un diálogo con la compañera de al lado.
En realidad, se trata de un monólogo encubierto
porque, desde un comienzo, todo su afán era contar su experiencia del parto,
no dejando resquicios para el intercambio
verbal.
A la otra mujer solo le queda, asentir
mientras deja escapar algún "aha",
con la vana esperanza de que el relato acabe lo antes posible.
Craso error:
Finalizados los antecedentes resumidos del parto, la interlocutora pretende
hacer recuento de todos y cada uno de los detalles:
desde las primeras contracciones y dolores, la estancia en el paritorio,
la monitorización...la entrada en el quirófano, sondas, gomas de sangre...
La sufridora, con el rostro desencajado, intentando parar el asedio, lanza:
"A mí es que no me gusta nada el tema de los partos, de verdad".
La otra mujer, lejos de darse por enterada y de comprender que lo que está contando
no despierta ningún interés,
continúa su narración, retomando el hilo,
esta vez con todo lujo de detalle.
La sufridora, no se lo podía creer y empezaba a no poder contener
su mirada perdida.
                  Por suerte, en ese preciso instante, alguien, deseoso
                  de hablar, se entromete en la conversación, y la 
                  mujer cede encantada el testigo de asentidora y 
                  por fin, se distancia.
Y es que, mientras la mujer no dejaba de narrar su película parturienta,
en la mente de la asentidora inicial, hacía rato ya que se proyectaba imparable un filme, muy distinto,
el suyo propio, grabado a fuego, 13 años atrás,
y cuyo reestreno se producía cada vez que 
alguien iniciaba conversaciones de ese tipo...
...el no sentir al feto, el paso por los especialistas que certificarían su muerte aquél viernes, la tumba viviente en la que se convirtió ella durante todo ese eterno fin de semana, el dolor inasible, los dolores del parto...
y el final infeliz.

 


jueves, 20 de agosto de 2015

Funcional

La vida sigue y el pequeño, pesado y despeluchado Teddy
hace tiempo
que ha pasado a la reserva.
En la casa solo quedan adultos
y no existe ni si quiera un extinto cuarto de juegos...
Él presencia lo que ocurre a su alrededor
entre algodones, desde su ubicación en lo alto de la cama
del cuarto de las visitas,
perfectamente conjuntado.
En los días de mucho viento, hace las veces de tope para puertas.
En concreto de la del dormitorio. Cuando está cerrada,
la corriente hace que la madera retumbe sin cesar,
y Teddy es el único
que, a su manera infantil,
sabe hacerla callar.



viernes, 7 de agosto de 2015

En el horizonte

En el horizonte, molinos de viento
aderezan
de manera inconfundible el paisaje manchego.
Mientras, unas balas de paja desperdigadas
parecen gigantescos toffes
caídos del bolsillo
deshilachado de un descomunal espantapájaros...

miércoles, 5 de agosto de 2015

Círculo de recreo

La sobriedad de la fachada neoclásica
del "Círculo de recreo" *
invita a conocerlo por dentro.
En la planta principal, los intestinos del edificio se trifurcan:
a la izquierda, queda una zona estanca, reservada a socios;
en la parte central, un pasillo conduce a las plantas  superiores y al sótano,
y a la derecha, aguarda una peculiar cafetería, cuya decoración
habla solo en pasado: mesas redondas de bronce
coronadas por aparatosos floreros,
fundiéndose en perfecto abrazo con cómodos sillones,
desigualmente ocupados por unos comensales, que, salvo nosotros,
parecen habituales.
Las mesas son pequeños islotes autóctonos:
en una, dos señores mayores repasan,
con grandes dosis de sarcasmo, las limitaciones físicas que van experimentando
en cuanto a movilidad, visión,
mientras remueven un cortado...

---------------------------------------------------------

*Círculo de recreo:  http://www.valladolidweb.es/valladolid/imagesmagvall/106circuloderecreo.htm

miércoles, 29 de julio de 2015

La Mancha en el cielo

No he asistido
a contemplar otros cielos
por naturaleza más anchos
y largos,
y menos habitados,
que el extenso lienzo de La Mancha.
Tela cruzada, de cuando en cuando,
por algún ave de paso.
Pista por la que se deslizan, si acaso,
cortes de nubes que -por mandato del viento- algo quieren transmitirle rápido
al rey astro.

 

jueves, 23 de julio de 2015

Pequeño viaje al pasado

Figura entre mis prácticas favoritas 
realizar viajes al pasado 
visitando ilustres establecimientos, como la Farmacia de la Reina Madre* **.
Es una experiencia única  
empujar 
-de buena mañana-
su singular puerta de madera
y escuchar el emblemático recibimiento de sus bisagras.
Nada más cruzar el umbral, 
el tiempo se detiene y nos envuelve una extraña paz
que emana de
la decoración en madera de caoba y de los azulejos de Talavera,
en un espacio rodeado por antiquísimos albarelos de cerámica azul y blanca  
y de cristal de la Granja, con el escudo de Isabel de Farnesio.
Al otro lado queda 
la calle Mayor del siglo XXI y su cohorte de ruidos.
Y debajo -lejos del ojo humano-
se encuentra la "cueva",
guardando celosamente recetas centenarias, antiquísimos libros y objetos;
y cómo no, el comienzo del pasadizo -hoy tapiado-
que conducía a dependencias del Palacio Real.


 
*Real Botica de la Reina Madre (calle Mayor, 59. Madrid) https://www.cofm.es/recursos/doc/Canal_Ciudadanos/Mi_farmaceutico/19976_161216122009111558.pdf
Fotografía tomada del blog: http://www.rutasporespana.es/blog/2015/01/ruta-por-establecimientos-centenarios-madrid/ 
**No sólo es la decana de las farmacias, sino también la tienda más vetusta de la Villa y Corte. En origen, estuvo en la calle del Sacramento, junto a la residencia de Iván de Vargas; pero la casa del alquimista hubo de ser derribada para que pasara por tan angosta calleja la procesión del Santísimo. En ella se conserva una receta a nombre de Miguel de Cervantes....,http://caminandopormadrid.blogspot.com.es/2010/03/la-tienda-mas-antigua-de-madrid.html

martes, 21 de julio de 2015

Huelgas

Monasterio de Huelgas*. 
Cinco y media de la tarde de un caluroso día de junio.
A esta hora el excelso claustro
lleva prendido en lo alto
un paño de color azul intenso.
En la planta superior, una monja encorvada
cose una labor junto al balcón entreabierto de su celda.
Mientras, llega hasta ella 
la nube de bullicio de una visita guiada
de esas que turban la paz en horas concretas,

pero ella 
parece ignorar esos ruidos mundanos y sigue con su apacible tarea.

-----------------------------------
*Monasterio de Huelgas. https://es.wikipedia.org/wiki/Monasterio_de_Santa_Mar%C3%ADa_la_Real_de_Las_Huelgas

viernes, 17 de julio de 2015

En Canto

En la agreste belleza
del paraje de roja arenisca
que se extiende a lo lago de la calle del Canto*,
reside 
un diminuto pariente del
Cañón del colorado...

------------------------
*Toro, ciudad de la provincia de Zamora: https://es.wikipedia.org/wiki/Toro_%28Zamora%29

lunes, 13 de julio de 2015

Estela de recuerdos

Desde el punto en que ahora me hallaba
podía contemplar -aún- 
pero con gran dificultad,
la lancha motora
aquella que permanecía en la lejanía
con el motor detenido;
Y tras de sí el reguero de recuerdos inmóviles 
flotando en el agua.


jueves, 9 de julio de 2015

Trazabilidad o pero qué preciosidad de tomates

-¡Pero qué preciosidad de tomates! -exclama una señora en el súper, maravillada ante una enorme caja de tomates en rama.
Todos rojos por igual,
sin el menor atisbo de verdor a flor de piel.
Todos gordos por igual,
exactamente del mismo tamaño:
como si procedieran de una huerta molde.
Unos tomates programados
únicamente para encandilar desde su trinchera de cartón.
Pero, ¿qué hay del sabor auténtico?:
-ah, bueno, pues simplemente no se incluyó
en la mesa de mezclas:
como todo el mundo sabe, hoy se compra con la vista,
no con el gusto o el olfato;
Y todo para crear unos replicantes 
de tomate ideal,

capaces de llamar sin una voz más alta que otra
al consumidor.
Pero... ¿cómo empezó todo?
Pues, en el preciso instante en que
comenzaron a ser ignorados por mediocres
aquellos feos, irregulares,
y tal vez hasta aromáticos tomates.
Y entonces alguien decidió que había llegado el momento de pasarse a los deslumbrantes,
ahí empezó todo.

 

viernes, 3 de julio de 2015

La llegada

Después de una película* a bordo
sobre cáncer y muerte
-que me acarrea un incontenible llanto 
mal sofocado sobre la marcha-,
consternada aún, piso el andén de la estación de Zamora,
que me da un recibimiento acorde
de neblina, halos de llovizna y packs de aire recién estrenado...
Y camino entre la peculiar luz amarillenta
que devuelve la arenisca
de las piedras del edificio de la estación...

------------------------------
*Película: Una canción para Marion (Song for Marion). 2012, Reino Unido 

jueves, 2 de julio de 2015

Capa de baches

A esa hora de la noche, tras la tormenta,
la plaza Mayor de Zamora (que comparte espacio con la de San Miguel)
muestra su capa de baches
sobre el suelo
cuajada de minúsculos espejitos donde brillan por turnos
las luces
de farolas y bares
aún abiertos.



lunes, 29 de junio de 2015

Fotografía

A menudo, la forma más completa y concisa de poesía
que existe
es una fotografía
fielmente tomada
de un sentimiento.
 


jueves, 11 de junio de 2015

¡Relevé, plié!

"Relevé..., "plié"...
el eco de estas dos palabras sonando en la luminosa sala de ensayo
me catapultan
directamente a la barra de madera junto al espejo
de las clases aquellas de ballet 
que tomábamos mi hermana y yo en el Conservatorio de Madrid
37 años atrás.
El uniforme:
cabello recogido en impecable moño,
mallas rosas, maillot azul y manoletinas de piel rosa.
La postura indefeciblemente "militar":
tripa metida, trasero embutido hacia dentro,
glúteos y rodillas estiradas -al igual que el cuello hasta el infinito-, 
sacar pecho echando hacia atrás los hombros
y los pies bien plantados en el suelo.
Y debíamos estar impecablemente colocadas
y vestidas
para que la profesora diera comienzo a una meticulosa revista
y solo cuando todo estaba en orden,
a un chasquido de sus dedos
sonaba el piano
y todas nosotras, que hasta entonces habíamos permanecido inmóviles
conectadas con nuestros bracitos a la barra de madera
como si a una toma de luz se tratase,
comenzábamos a brillar con el primer movimiento
[de brazos y flexión de rodillas]
a la orden de "relevé", "plié"...



miércoles, 3 de junio de 2015

Un avión y un hipopótamo dentro de un bote de jabón

[Después de subir del parque]
-¡Niñoooos!, ¡a lavarse las manos! 
-A ver chicos, ¿qué vais a querer esta vez? -dice ella a sus sobrinos
de cuatro y cinco años mientras sostiene junto al lavabo
un dosificador de jabón líquido.
-Pues yooo, voy a querer un avión...
-¡Y yoooo...un hipopótamo!
-Uhmm, veamos... -Y entonces ella comienza a plasmar sendas peticiones
con trazos de jabón
sobre sus manitas
de la manera más fidedigna posible.
Y los niños ponen caritas de asombro
viendo como va cobrando vida
sobre sus manos lo que han pedido.
Apenas tienen tiempo de observar cada detalle
cuando se esfuma la magia
y los preciados dibujos se convierten
en lo que eran antes de salir del bote:
-una simplona e informe masa jabonosa-.
Y a partir de ese instante ya solo queda
poner las manos
bajo el grifo y comenzar a lavarse
con ahínco riendo de lo negra
que va desfilando el agua
hacia el desagüe...

martes, 2 de junio de 2015

20 minutos

No he conseguido volver a leer 
-ni tan siquiera tener en mis manos-
un periódico
de esos gratuitos que reparten.
Porque el solo hecho de verlo
me transporta automáticamente
a la sala de espera aquella de Hospital
donde los había repartidos a decenas
por todas partes...
Sus secciones de "breves"*
eran píldoras tomadas con avidez por los allí presentes
para evitar pensar en la terrible enfermedad.
Y en esto era obligado:
saltarse noticias non gratas que acentuaran el entorno,
y ante todo no fijarse en las esquelas

-------------------------
*Noticias



martes, 26 de mayo de 2015

Incongruencias de ida y vuelta

En el viaje de ida al trabajo, una joven tardo-adolescente
sentada a mi lado en el vagón de Metro, piensa el alto:
-Echo de menos el instituto.
Pasan un par de largos minutos sin obtener la menor respuesta
de su novio, que va con ella, de pie, apoyado en una barra,
completamente enfrascado en el móvil. 
Y entonces ella vuelve a decir:
-¡Dios, cómo lo echo de menos! No es que no esté bien trabajar
y todo eso, pero...  ¿jo, por qué no me contestas?
Por fin, él replica sin apartar la vista de la pantalla desde la desidia
más absoluta: 
-Incongruente, es tan incongruente lo que dices, eso de que echas de menos
el instituto que vamos, ni te contesto.
Y él sigue ahí a lo suyo, tan cerca
pero tan lejos, en su abismo de incomprensión.
Y ella, ante la continua indiferencia,
deja de hablar y opta por sacar también su móvil y hace lo propio
en un deseo de compartir con él al menos su apatía.
En el viaje de regreso del trabajo:
¡Me los encuentro de vuelta en mi mismo vagón de Metro!
Exactamente igual que los había dejado a la ida:
Esta vez ella iba callada, con el bolso sobre su regazo y la mirada perdida
que parecía hablar sin parar hacia sus adentros.
Y él de pie, a su lado, apoyado de nuevo en la barra 
en eterno romance
con su teléfono móvil.  


domingo, 24 de mayo de 2015

Guantes verdes

Desde el aséptico sillón de dentista
pegado
al gigantesco ventanal
-que no deja de tragar más y más luz-,
veo cómo me saludan los árboles
agitando -por cientos-
sus manitas
de guante verde.


viernes, 22 de mayo de 2015

Capa de sueños

Una joven novia 
se casaba tal día como hoy hace 16 años
estrenando una flamante capa de sueños
sobre sus hombros...
Capa que
fue perdiendo lentamente su color
hasta quedar irreconocible, deshilachada.
Deshilachada pero con
cuyos cuatro hilos fundamentales
ella fue
capaz de tejerse un discreto y práctico sayo.


  

martes, 19 de mayo de 2015

Comedor secundario

En aquella tarde del día de Navidad
E. se vio de pronto,
sin comerlo ni beberlo,
sentada a la mesa de aquella emblemática y especialmente tumultuosa
chocolatería de Madrid.
¿Qué cómo había llegado hasta allí?
Pues nada, ella había bajado exclusivamente a tirar la basura al contenedor,
cuando se topó, por sorpresa,
con una tía carnal suya que iba acompañada de su engalanadísima familia política.
Y, como no podía ser de otra forma, E. fue apremiada
a unirse de inmediato al grupo.
Su tía le agarró por el brazo sin intención alguna de 
soltarla, porque se sentía feliz
de que alguien de su propia sangre
contrarrestara por una vez
la aplastante mayoría de los "partidarios" de su esposo
en las reuniones familiares.
Aun así, E., intentó rechazar la invitación valiéndose de excusas 
tales como que la indumentaria que llevaba era poco apropiada,
tener que madrugar al día siguiente
o haber cenado ya convenientemente...
Pero nada de esto le sirvió y fue invitada a tomar el típico chocolate con churros
en San Ginés a las nueve y pico de la noche.
Después de esperar una momumental cola
en la calle
les hicieron pasar a un comedor secundario
que solo abre cuando en los salones habituales no cabe un alfiler...
Y allí se sentó E., en la mesa de las mujeres,
y los hombres en la mesa de los hombres. 
Como la propia E. se venía temiendo, 
más pronto que tarde fue sometida a un tercer grado.
Tras diversas supérfluas conversaciones pululantes 
a su alrededor sobre peinados, accesorios y ropa sofisticada de marca, bebés, cuernos y destinos en el extranjero,
no tardaron en poner rumbo fijo hacia su discreta persona...
Y una vez allí fue asaeteada por tierra, mar y aire con todo tipo de preguntas.
Que si cuántos años tenía, que si ella aún era muy joven, que si tenía que rehacer su vida,
que si no podía seguir así, que si esto que si lo otro, que si, que si...
Y ella, viendo que no merecía la pena contestar
todo aquello para lo que estas experimentadas mujeres y madres tenían ya su propia respuesta-consejo,
optó por tratar de sonreír,
mientras hacía que escuchaba.
Y así permaneció hasta que con
el chocolate y los churros, se fue extinguiendo 
lentamente la velada.


 


miércoles, 13 de mayo de 2015

Madejas blancas

Me entretenía sobremanera
contemplar
-desde la amplia cama-
el cielo azul
de domingo.
Durante un buen rato, iba desentrañando,
con paciencia -y mucha vista-,
las informes madejas blancas allí prendidas.
Madejas,
que, de cuando en cuando atravesaba
una fugaz esquirla
con el lomo dorado
por encargo de un sol aún altivo, y de tiros largos.
Y en ocasiones,
una ráfaga de viento las retira
cual cortina
despejando de lado a lado el marco de la ventana.
Atrás quedan las madejas dispersas
como deshilachados
sueños de juventud...

martes, 12 de mayo de 2015

Sobre el dolor. Conversación

-¿Qué hacer cuándo se siente tanto dolor dentro? -me dice mi hermana-. Porque no se puede escapar de él. Es imposible sentir nada más.
-Así es, -replico-, durante el tiempo que el dolor permanece en nuestro interior, está tan bien instalado, que no abandona jamás su estancia para nada, como no sea para desbordarse en forma de lágrimas e inundarlo todo.
-¿Y cuánto dura ese estado...?
-¿Qué cuánto dura? 
Pues, transcurren días, semanas, meses, años.
En ocasiones, cuando el dolor sale y se queda ahí frente a frente, unas veces él te mira a ti y otras tu a él.
Y así hasta que un día cualquiera
recibes una instancia solicitando tu presencia:
pero se nos requiere para que acudamos
sin compañía de nuestro dolor,
que se queda en casa esperando nuestra vuelta para inundarnos de nuevo.
Solo que esta vez apartamos la mirada. 
Y él, que fuera de nosotros, en el exterior,
por sí solo no es nada, se marcha desesperado a poblar otros interiores
-no sin antes dejar en el alma los correspondientes registros 
de entrada y salida
rubricado con gruesos trazos de cicatriz-.
Y a partir de entonces
es cuando comienzas a ver el mundo con tus ojos propios,
no con los de aquél dolor.

lunes, 4 de mayo de 2015

En el asiento de al lado

"Un punto en el universo".
somos solo eso:
meros puntos en el universo.

Viene bien recordar esto a menudo.
Y además tener presente que la muerte acecha,
-que va siempre en el asiento de al lado-, 
como decía Bukowski.

Tiro de esta suerte de mantras
para relativizar, hacer que se diluyan  
esas pequeñeces
-que se antojan gigantescas
y que tanta ración diaria de paz interior roban-.
Y yo quiero llenar el estómago vacío 
de un maltrecho 
bienestar emocional.

Pero si, después de todo, somos solo eso,
-puntos en el universo-,
¿por qué otorgar categorías
de estrellas a otras personas?,
¿por qué tratar simples trayectos laborales como viajes interestelares?
¿por qué convertir en densas constelaciones los problemas de siempre...?
...
Cuidado. No vaya a ser
que el futuro no se nos antoje
un terrible agujero negro. 




sábado, 18 de abril de 2015

Trabajos con/sin movilidad geográfica

Al pasar por aquél apacible lugar
me quedo prendada
por los trabajos de la naturaleza.
Observo al río ejercer de río, siempre en continuo movimiento
observo al árbol trabajar de árbol -in situ-.
Percibo al aire, con su peculiar movilidad geográfica
que lleva y trae singulares aromas
y cantos de pajarillos
despreocupados
de un bello pueblo manchego.


martes, 14 de abril de 2015

Patrones

¿Por qué un hombre calvo,
                   un joven con entradas,
                        un señor con el pelo lleno de canas,
                          ofrece un aspecto interesante?
¿Por qué una mujer calva
                    una joven con entradas,
                        una señora con el pelo lleno de canas,
                          ofrece un aspecto deplorable?
¿Cómo es que estos patrones estéticos carentes de equidad
se acuartelan en nuestras cabezas, sin visos de levantar el campamento?
¿Cómo pueden  
las ausencias (de cabello) y el color gris
ser avanzadillas del envejecimiento
solo para media humanidad?
¿Por qué para unos hombres que procrean ad infinitum
el hecho de que las canas asomen, es del todo irrelevante,
mientras que en lo que a nosotras respecta, 
estas mismas señales de declive
son el aviso feroz 
de que se nos está pasando,
o se nos va a pasar ya el arroz?




------------------------------------------------------------
Para consultar he elegido dos blogs que están a favor de que las mujeres luzcan sus canas sin complejos:  
http://www.marialeonstyle.com/lifestyle/belleza/canas-cabello/ 
http://www.bodyballet.es/por-que-tenir-las-canas/



lunes, 13 de abril de 2015

Shadow map

Camino con calma
Siguiendo la huella de un agitado revoloteo
de mariposa.
En el suelo se hacen ordenadamente a un lado
unos restitos de tierra y hojas trituradas
-de tanto dar vueltas-
a la voz de un viento
que primero las barre, luego hace que levanten su danza en un estrecho corro
para finalmente partirlo en dos. 
Esta mañana tranquila de sábado es inolora, indolora...

 Y un árbol me muestra orgulloso su shadow map.

sábado, 11 de abril de 2015

...Sobre papel resignado

No dejamos 
-ni un minuto-
de contener.
Somos capaces de adquirir 
y contenerlo todo
con tal de tenerlo todo
hasta el infinito y más allá.
La ecuación es simple:
existimos igual a una suma de contenidos
en la que resulta
que solo el aire -a respirar- está de paso.
Y el resto, el resto es
un ir y venir  
que se deposita, que se esfuma...
...en unos grandes almacenes
alma, corazón y mente.
¿pero, entonces, qué tenemos en stock? 
¿y cada cuánto se ha de hacer inventario?
¿Qué sé yo?
Pero ante todo, que sea en unos términos
no recogidos 
sobre papel resignado.



miércoles, 8 de abril de 2015

El campo de los deseos

Dos pequeños
campan a sus anchas por un enorme parque
irregular plagado de montículos verdes.

Primero, un par de dientes de león desperdigados entre el césped
les ofrece la posibilidad de 
soplar al viento múltiples minivelas,
no sin antes haber pronunciado un deseo:
"yo quiero un disfraz de spiderman" "y yo un coche de Rayo".

De pronto abren sus ojos de par en par
ante una ladera plagada de molinillos de viento.
Han descubierto literalmente el campo de los deseos
y se afanan en recolectar una tras otra
estas peculiares plantitas
que no dan abasto en propagar tantos anhelos por el aire...



martes, 7 de abril de 2015

El sol por los suelos

Mientras camino cabizbaja
encuentro al sol
por los suelos.
Doblemente
porque el cielo se muestra nublado
y el astro ha quedado preso
en un semicharco.



jueves, 2 de abril de 2015

Mandar los problemas a paseo

Cada vez que quería olvidar
las tribulaciones de verdad,
me ponía -literalmente- a confeccionar mis propios bolsos.
Y ahí quedaban los problemas
-bien cosidos-
con las estrechas costuras formando parte del entramado de la tela.
Una vez fuera de su radio de acción
-mi mente-
aquellas preocupaciones
eran mandadas sistemáticamente a paseo,
colgados del hombro o
cuzados al pecho.



miércoles, 1 de abril de 2015

En la superficie

En la superficie:
Nuestro organismo nada entre 
molestias y dolores
de diversa índole
-y gravedad-.
Es la forma que tiene de decir basta:
a grados de desamor enquistado, a la ansiedad recurrente,
a mares de estrés y miedo no  resueltos...
En el interior:
Una mente aislada en el centro de mando lucha por seguir rumbos
impropios, que no llevan a buen puerto al corazón.
Mientras, cada uno se duele, cavila, y siente por su lado.
Así es difícil mantener a flote
semejante nave
y alcanzar costas sin sucumbir...


 

martes, 24 de marzo de 2015

Sí, pero de manera responsable o nada

En un vagón de metro 
de la línea que lleva hasta Villaverde Alto,
un grupo de adolescentes, que viajan con una maestra,
gritan, se hacen bromas entre ellos...,
típico de la edad del pavo.
El grupo tiene como "mascota"
a un niño de pelo ensortijado, más bajito respecto a su edad,
pero muy avispado.
El chico pide permiso para sentarse en el regazo de una compañera
y, una vez concedido, comienza a captar la atención de
-de propios y extraños-
con un sinfín de ocurrencias y chistes.
-A ver, ¿qué le dice un jardinero a otro en el trabajo?... Pues, trabajemos mientras "podamos"
(y el niño guiña un ojo mientras mueve las manos con arte como si manejara unas tijeras de podar). Consciente de su éxito
el niño a la señora que tiene sentada justo enfrente y que no paraba de reír
con una insospechada pregunta:
-¿Verdad que soy encantador, señora? ¿A que usted me adoptaría?
-Sí claro, lo haría sin pensarlo - contesta la abrumada pasajera.
-No, sin pensarlo, no. Esto es una cosa muy seria y no se puede tomar a la ligera.
Tendría que hacerlo usted de manera responsable o nada.
La señora, estupefacta por la dosis de descaro,
se pone colorada y, con el nerviosismo propio de quien tiene la pelota en su tejado, contesta:
-Está bien, si pudiera, lo haría, claro que lo haría.


jueves, 19 de marzo de 2015

Moneda sonante

Sentada junto a la puerta de un establecimiento del Paseo del Prado,
una joven invidente, con la mirada clavada en un punto fijo
-allá en lo alto-,
pide limosna.
Pero no al uso.
Lo hace con una amplia sonrisa
mientras cabeza y torso se mueven al son del ruido que emiten
un par de monedas
desde el fondo del recipiente metálico
que sostiene entre sus manos.
No es una "melodía" casual, sino buscada:
según haya una moneda, o dos o tres
cambiará el compás,
y la cadencia del ritmo.
Y ella quiere pensar
que las limosnas que recibe no son sino recompensas
de quienes saben apreciar su ofrenda musical,
no su ceguera.


miércoles, 18 de marzo de 2015

Cielo abrumado

Un oscuro camino de cielo
abrumado.
Entre tanta casa en hilera
conduce
hasta la Plaza de la Villa.



viernes, 13 de marzo de 2015

Según se mire

Las impresiones que
recoge la etiqueta "idiosincrasia de los días de la semana"
han sido vertidas según la distinción habitual
entre los cinco días laborables (lunes a viernes) y festivos (sábado y domingo).
Tan solo una salvedad:
quien tenga sus días de libranza
entre semana
deberá buscar entre las entradas
aquello que más se ajuste a sus jornadas de trabajo o de asueto:
así habrá un lunes con cara de sábado,
un martes con cara de domingo...
Debo apuntar que
nunca he sido más feliz que cuando me ha tocado librar
entre semana,
al revés del "mundo"...


jueves, 12 de marzo de 2015

Los lunes

Casi desde las postrimerías del domingo
el lunes despliega ya su avanzadilla
-en nuestra mente-
como primer día lastre de la semana.
Parece que no estemos nunca preparados
para plegarnos a los lunes.
El buque insignia de la semana
rompe el hielo
para hacer "practicable"
un mar de rutinas y tedio. 

Además se erige como "año nuevo" en miniatura
de la semana:
siempre hay algo que nos mueve en este primer día
a los propósitos:

tomar una determinación, ponernos a dieta, enviar CV, hacer deporte...
Los lunes son siempre lunes
y, curiosamente, lo son "para todo el día".
Porque apenas se divisa el martes
y el fin de semana anterior ha caído ya en el olvido.
Los lunes se antojan más asumibles
como primer paso  
hacia el fin de semana.
Son muy temidos, si son "Al sol"*
y tremendamente odiados cuando huelen a oficina.
  
-----------
*Los lunes al sol es una película de cine española dirigida por Fernando León de Aranoa. Fue protagonizada por Luis Tosar, Javier Bardem y José Ángel Egido, y coprotagonizada por Joaquín Climent y Nieve de Medina. Años después de la reconversión industrial de Vigo, y las protestas masivas por los despidos, varios de estos parados viven el día a día. El fracaso tiñe sus figuras y su situación se torna cada vez peor. Así transcurre su vida, sin trabajo, tumbándose los lunes al sol. Fuente: Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Los_lunes_al_sol
 

miércoles, 11 de marzo de 2015

Los martes

El martes, ahijado del lunes por excelencia,
llega con más pena que gloria.
Mero día-trámite
que encarrila la semana,
lleva implícito un halo de mala suerte:
Si cae en 13,
no pasará desapercibido
-como acostumbra-
entre los demás compañeros de semana.
Y, por descontado, en los márgenes de su territorio 
no caben, bodas, ni embarques*. 


----
En las culturas de España, Grecia y algunos de los países de América Latina, como Argentina , Chile y Venezuela, se considera el martes 13 un día de mala suerte.
*En español existe un antiguo refrán que explica en parte la superstición: En martes, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes (El origen de esta especie de proverbio dicen que fue el haber sido martes el día en que el rey D. Alfonso el Batallador, primero de Aragón, fue vencido por los moros, y muerto en la batalla de Fraga el año de 1134. ). Fuente completa cf.: http://es.wikipedia.org/wiki/Martes_13

martes, 10 de marzo de 2015

Los miércoles

Marca el centro de la semana,
"Mittwoch", miércoles en alemán, significa precisamente eso
mitad de semana.
Si bien es un día "ni fú ni fá",
tiene cierta inclinación
por el fin de semana.
Y es que, aun en terreno neutral,
-sin decirnos mucho todavía-
su "mañana" se llama jueves,
un horizonte nada desdeñable.



lunes, 9 de marzo de 2015

Los jueves.

Ser antesala de los viernes
confiere a este día un valor pre-festivo
del que carecen el resto de jornadas.
Se significa como el intercambiador por el que
nuestra mente irá desconectando del tramo rutinario
para circular por un nuevo ancho de vía 
hacia el fin de semana. 
Se trata de un día tan
supeditado al siguiente, y no un siguiente cualquiera,
que permite, por ejemplo, trasnochar a discreción
-algo impensable en domingo-.
El informal viernes ya no es un día de "guardar"
ni "del que guardarse" como el respetado lunes.
Y como colofón:
Es día venerado, cuando le toca ser Santo*.
Se encuentra en los kioskos aunque sale los miércoles**.
Y los jueves: milagro***.

-----------------------------------------------------------------
 * Jueves Santo: Fiesta cristiana que se celebra el jueves anterior al Domingo de Resurrección, dentro de la Semana Santa, y que abre el Triduo Pascual. En este día la Iglesia católica conmemora la institución de la Eucaristía en la Última Cena y el lavatorio de los pies realizado por Jesús. Información tomada de Wikipedia:  http://es.wikipedia.org/wiki/Jueves_Santo
** El Jueves, cuyo subtítulo actual es "La revista que sale los miércoles", es un semanario de humor satírico editado en Barcelona desde 1977, que constituye el último superviviente de las revistas que surgieron en el llamado boom del cómic adulto en España. Dedicada a la crítica de la actualidad, se ha visto implicada en diversos procesos judiciales y polémicas. El símbolo de la revista es un bufón desnudo que aparece tradicionalmente en la cabecera de sus portadas. Información tomada de Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/El_Jueves 
***"Los jueves, milagro", Película cómica española de 1957 y el quinto largometraje de Luis García Berlanga. http://es.wikipedia.org/wiki/Los_jueves,_milagro


domingo, 8 de marzo de 2015

Los viernes.

Telonero por excelencia del sábado,
es la antítesis del lunes,
su oponente natural.
En esta jornada se ve todo
de otro color.
Aunque esté cargado de trabajo
nada se tiene en cuenta,
porque ya es viernes.
Su síndrome muestra sus primeros síntomas
al despuntar el día
y alcanza su clímax justo al finalizar la jornada de trabajo:
Apenas hemos pronunciado las palabras
mágicas: "hasta el lunes"
y ya comienza su lento declive,
nadie le pide "bises"
porque la atracción estelar -llamada sábado-
pide paso.
Por ende si el viernes es 13*
aporta un extra de superstición al día.

-----------------------
*Viernes 13. Me ha encantado este artículo que relaciona estadísticas de accidentes, viernes 13 y luna llena: http://www.abc.es/ciencia/20150213/abci-viernes-trece-supersticion-cerebro-201502121643.html



sábado, 7 de marzo de 2015

Los sábados.

Dos puntos fuertes hacen de esta jornada
el gran día de la semana:
aún queda mucho para el lunes
y su "mágica" tarde-noche* forma parte indiscutible del imaginario común.
El sábado comienza
arrastrando una estela de rutina y prisas,
como si nos costase aún soltar el ritmo de la semana:
es el momento de las tareas pendientes: compras y recados, menesteres domésticos,
¿tal vez deporte?...
La tarde muestra un aspecto más relajado
para el ocio;
se presta a celebraciones con amigos y familiares.
También puede ser de "película" y palomitas
en pareja o petit comiteé.
-------------------------
*Noche. Según sea nuestra edad nos remitiremos más, menos o nada a la mítica película "Fiebre del Sábado noche": http://es.wikipedia.org/wiki/Saturday_Night_Fever

viernes, 6 de marzo de 2015

Los domingos

Madrugar moderadamente 
en domingo
tiene como recompensa un día
especialmente duradero.
Como este festivo camina siempre sin vara
de medir el tiempo,
invita también a que nos deslicemos  
por entre "sus horas"
sin atender a reloj alguno,
-salvo que sea biológico-.
El domingo suele estar en perfecta sintonía con el tiempo:
su mañana deslumbra cuando hace bueno,
y sus tardes
-lluviosas-
son incomparables...


lunes, 2 de marzo de 2015

El sol naciente

En medio del vagón de la línea 6 de Metro
un indigente de mediana edad
-avejentado-
se expone a los viajeros.
Saca de su gabán una flauta escolar
y explica que pertenece a su hija Sara.

Entre dientes se lamenta de la flauta travesera
que tuvo que vender.

Sus negros dedos mugrientos
contrastan  con el marfil del instrumento
y le arrancan con firmeza una pieza:
El sol naciente.
Y lo hace con un sentimiento tal, que conmueve.

Abro mi monedero.
No pretendo saber la verdad,
no sé si luego lo gastará en droga o vino.

Entonces pido solo caridad para lo que veo
y fe para lo que no veo.
La limosna dada
ya no me pertenece,
que sea, pues gastada
en fines no calculados.