miércoles, 17 de diciembre de 2014

El tiempo ante el espejo

Un buen día el paso del tiempo
-nos revisita-
-y nos reviste-
de lo que éramos ante el espejo.
Y llegado ese momento empezamos a reconocer en nosotros mismos
a nuestros padres.
Y entonces, y solo entonces, se nos brinda también
la oportunidad de ver en ellos 
a nuestros queridos abuelos:
ansiado y,
a la vez, temido reencuentro... 



miércoles, 19 de noviembre de 2014

In memoriam

Con los pies en la tierra
pero sobre una silla de ruedas.
    Con su voz de niña
    quebrada tras 94 añicos
         Con su mente cabal 
         sepultada en un cuerpo que -hace ya- que no le servía.
             Con sus pensamientos puestos -hace ya- en el más allá
             -donde todos sus seres queridos la esperan-.
Ha muerto en una cama de hospital
sola.
Sin molestar.
Se ha ido en silencio
de la mano de la última visita
que le hizo 
un resfriado.
Deja una plaza libre en la recóndita residencia
que ocupaba -tan lejos de su mundo-
y de la que ahora  -al fin- se libera.
Y en ese mundo lejano quedan dos hijos, y nietos, y biznietos
y sobrino-nietos: los primeros, criados con desvelo y todos los que fueron llegando, también...
Sí. Ahí quedan. Ahí queda.
             Descansa en paz tita I.
 

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Diminutas celdas

Cuando las sensaciones de felicidad
entran a vivir a esas diminutas celdas
llamadas momentos,
parece que lo hiceran para siempre
porque lo primero que hacen es descorrer
las tupidas cortinas y abrir sus ventanucos
para dejar que entre su luz...
Pero no es su menester permanecer allí mucho tiempo:
precisamente porque no caben en sí
han de mudarse
dejando que el estado
de ánimo habitual se autogobierne como pueda.


martes, 11 de noviembre de 2014

Y de repente

Y de repente, al comprar horquillas
para mi pelo,
cogí instintivamente las más
grandes, como las que usaba cuando era más joven y tenía muchísmo pelo.
Pero la estupefacta dependienta
me las arrebató de la mano
y puso en su lugar
unas de la talla XS...


lunes, 10 de noviembre de 2014

Marga

En una clase de primaria todos los niños dibujan 
en el interior de un pequeño recuadro en blanco 
lo que se pide en la ficha. 
Bueno, todos menos Marga, que tacha concienzudamente el recuadro
con una cruz y una aspa -dejando claro que no piensa hacer la tarea.
Desafiante, se coloca luego en la fila junto a los que aguardan la corrección de sus tareas.
Cuando llega su turno, la maestra, lejos de regañarle, exclama:
-¡Bravo! Pero fijaos todos en lo que ha hecho Marga,
ha dividido el recuadro en ocho partes iguales para hacer un dibujo diferente en cada espacio.
Y Marga, perpleja por la desconcertante interpretación de su rebeldía, 
da media vuelta,
avanza triunfante hacia su mesa
y... comienza a dibujar...

sábado, 8 de noviembre de 2014

A paso ligero: una de viajeros

Desde la mesa de un departamento 
de atención al cliente de la RENFE*
asisto perpleja al ir y venir de viajeros
que asaltan al empleado que me atiende
mientras yo relleno en silencio la tediosa hoja de reclamaciones. 
Observo que todos padecen del mismo 
ataque de prisa 
y que -por defecto- quieren que se les "mire", "oiga" o "diga"... 

                                            ***
--Oiga, ¿podría llamar a mi esposa por megafonía? Es que la he extraviado.
*A ver,  ¿cómo es su esposa? 
--Pues va con dos maletas y dos bolsos.
*Ya, pero ¿qué lleva puesto?
--Un jersey a rayas grises y blancas
 
                                              ***
--Mire, que acabo de perder el tren de Alicante, dígame cuál el siguiente que sale.
*A ver, diríjase a la zona del Ave y mire el panel de salidas.

                                              ***
--Dígame dónde está la vía del tren que va a Huesca, ¡vamos! que sale en dos minutos
*Al fondo a mano derecha a la lanzadera del Ave.


                                               ***
-¿Oiga, puede decirme si mi billete tiene devolución por retraso?   
*Lo siento, se acaba de caer el sistema informático y ahora no se lo puedo mirar.


----------------------

*Red Nacional de Ferrocarriles Españoles.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Sobre mesas

Las amplias y bastas mesas
de un restaurante de provincias -más que decente-
saben acoger a lo grande a sus comensales
y a los generosos platos
que van y vienen visitando sus faces...


Y luego están esos sitios de mesa pequeña
 y trajecitos de autor
         -breves pero sofisticadas creaciones, deconstrucciones, reducciones....-
de altos vuelos que aterrizan impecablemente emplatados
en ambientes "vintage" -cuanto menos-.
Aunque su especial encanto
termina dejando vacío el fondo del bolsillo
y hueco de sobra en las alacenas del estómago.



martes, 4 de noviembre de 2014

Esto me suena ... Rui 2 3

La fatiga del motor en ralentí -transmitida a los cuatro vientos-
por el autobús que aguarda el interminable semáforo
al abrirse cada mañana,
recuerda al incansable motor de un barco
pasando por la bocana del puerto
tras una noche más de faena.


martes, 21 de octubre de 2014

Esto me suena... Rui 2 2

El ruido triturador 
de unas ruedas de automóvil
batiendo un blando camino arena mojada sin cesar
-cerrando los ojos- 
es -claramente- un torrente de cortinas de agua
como las que corre el aguacero
para no ser visto mientras se asea
a fondo por la ciudad...
Y viceversa.

sábado, 18 de octubre de 2014

Esto me suena... Rui2 1

Mientras me desplazo bajo tierra
en un vagón de metro
cierro los ojos un instante.
Y, por increíble que parezca, a veces, hay un punto en que
el atronador ruido
de las ruedas quiriando de frenesí sobre los roncos raíles,
es idéntico al momento crítico del despegue
de una aeronave.
Y durante ese fugaz instante, me transporto  
al asiento de aquél avión
-que sujetaba con mis manos sudorosas-
ascendiendo
vertiginosamente en dirección a Roma...
..."Tin-ton-tin" suenan las "jingles" de mi destino inmediato.
Abro los ojos, próxima parada:
la "terminal" del trabajo.




viernes, 17 de octubre de 2014

Cambio de estación

Cuando San Miguel
emprende su marcha con paso lento
-dejando aún calientes pisadas-,

llega San Invierno a Madrid...
...pero aquí nunca se aclimata
cuartela del todo hasta
pasada la festividad de los Santos.
Y es con el cambio de hora
cuando definitivamente se acuartela.
Y cómo cuesta sacar entonces abrigos y botas,
mover el armario y vestir prendas
que otrora daba calor solo mirarlas...
Pues bien, cada uno va vistiendo estas ropas a demanda:
si llueve o bajan las temperaturas, no hay duda;
Estar más destemplado o a punto de resfriarse también ayuda.
Pero hay un lugar -el pueblo de mi abuela-,
donde rige una extraña máxima
para deslindar el entretiempo:
aunque se haya instalado el frío,
todas las mujeres aguardan pacientemente
a que sea otra la primera que rompa el hielo y se ponga el abrigo.
Solo así se atreven las demás
a ir luciendo los suyos
ante el respetable
sin el menor complejo.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Mandatario

Estar centrado en cuanto a convicciones y valores humanos,
¿no es acaso para ti un verdadero lujo?
Tan pronto rugen los extremos
y tú, mandatario,
te ausentas de ti para ser a ultranza
más -si cabe- de eso
y en absoluto nada de aquello.
¡Qué extraño poder ejercen sobre ti los bordes
cuando te inclinas ante ellos en continua reverencia!
Porque no hay nada como caer
en ese abismo multiplicador de ojos 
para saltarte -como Dios manda- capítulos enteros
sobre identidades, tolerancia...
...hasta llegar al verdadero punto de referencia:
tu lado más miserable.


 ¡¡¡Basta ya!!!


miércoles, 3 de septiembre de 2014

Infancia

Al pasar por una zona verde, el calor asfixiante
pone "ante mis narices" un aroma inconfundible a césped
de piscina,
     de la piscina aquella tan familiar a la que íbamos a bañarnos
     cada verano de nuestra infancia
     -hasta los treinta años-.
Sí, tanto duró nuestra infancia* para esta prebenda. Un carné
con foto -que cambiaba año tras año-, determinaba que
hasta esa edad seguíamos teniendo pase, siendo "niños", hijos de empleados,
con pase a las inolvidables instalaciones
del glorioso y extinto Club Banesto.
Días memorables de tartera con ensalada campera,
de interminables baños, de partidos, de lecturas, de confidencias al sol
siempre en la piscina de abajo**...
 
-------------
*Infancia. Ana María Matute decía sabiamente que la infancia es la etapa más larga de la existencia, que incluso va más allá que nuestra propia vida...
**Piscina de abajo. En las instalaciones había dos piscinas la de abajo y la de arriba. Nosotros siempre nos poníamos en la piscina de abajo. 

martes, 2 de septiembre de 2014

La señal (Homenaje a los empleados despedidos en masa de Caixa Catalunya)

Al otro lado del cristal de seguridad de la caja
-ese terrario que hay en toda oficina bancaria-
un cariacontecido empleado de mediana edad*
me mira con la cabeza levantada a media altura
y las "Nasenfahrrad"** aparcadas en mitad de su camimo natural.
Realiza las gestiones que le solicito
-con la aparente tranquilidad de siempre-
y mientras, le pregunto acerca del sorprendente cartel que hay pegado en la puerta de entrada:
"Esta oficina cerrará a partir del día 28 de julio para realizar operaciones
diríjase a la sucursal de la C/ Recoletos 15".
-¿Qué quiere decir esto? ¿Qué os ubican en otra oficina?
-No. Esto quiere decir que a la  p. calle.
-Pero también cierran la oficina de Batalla del Salado y la de....
-Todos a la calle -interrumpe-
-Pero ¿cómo es posible?
-Pues ya ves, yo he sobrevivido a una fusión y a un reajuste de plantilla... Con 25 años de servicio para esto, para nada, para que te traten así.
-¡Es terrible! -inquiero
-Sí, ya, pero..... -entonces despliega una amplia sonrisa, y responde tranquilamente-,  mi familia, mis amigos, me dicen que esto es una señal, ¡tiene que serlo! para cambiar radicalmente de modo de vida.
-¡Es tremendo!-respondo- Visto así, ¡puede ser una gran oportunidad! 

-------------------
* Mediana edad: o mejor de la Edad Media, como me gusta decir cuando alguien tiene en torno a 4o-45.
**Nasenfahrrad: literalmente "bicicleta nasal", forma coloquial para aducir al término gafas en alemán, en realidad "Brille".


miércoles, 27 de agosto de 2014

La manzana

"¿Qué te ha hecho la manzana para que la trates así?"
- inquiere una anciana mientras empuja su carrito de la compra
a un obrero que descansa a la sombra atacando a mordisco limpio a una hermosa manazana.
El hombre, perplejo, responde:
"pues nada, la verdad es que no me ha hecho nada".

 

martes, 29 de julio de 2014

EN nombre de la rosa.

Si la rosa era para la madre o para la novia de aquél chico
eso nunca lo sabré.
                               
No es lo mismo regalar una rutilante rosa blanca de tallo largo
bien envuelta -hablando por sí misma-
que tener que escoger otra flor secundaria cualquiera, -pensé-.

Al pasar por delante de un puesto de flores
escucho cómo la dueña 
le dice a un muchacho "no te llega para la rosa".
El chico contaba una y otra vez la calderilla que llevaba en la mano,
"entonces, no tengo bastante," "¿y por 1,50€ qué flor me puede dar?"  
"Pues por 1,50€"...

Entonces me detengo en seco  y vuelvo sobre mis pasos.
Me dirijo sin pensarlo
hacia el muchacho. No dejo que la tendera termine su frase
para ofrecerle vaya usted a saber qué otra flor...
sencillamente abro el monedero
y pregunto al perplejo chico que cuánto le falta para la rosa.
"40 céntimos"
"Toma, aquí tienes"
"¡¡Gracias, gracias, muchas gracias!!"
Sigo mi camino un tanto turbada por el arrebato, pero
llena de orgullo.

A toro pasado, me quedé con las ganas de preguntar para quién era la rosa,
pero eso, nunca lo sabré.


viernes, 18 de julio de 2014

Caprichoso túnel

Son tantas las ferocidades
que atenazan
al otro mundo,
a aquél de cuya existencia solo sabemos
por el eco del cúmulo de noticias...

¿Por qué su crudeza nos alcanza solo fugazmente
para deslizarse luego hacia el extraño saco del olvido
que hay más allá de ese
caprichoso túnel llamado oído?




martes, 15 de julio de 2014

A cobijo


Nuestro amor va cumpliendo la edad de
los hijos pequeños de un puñado de mejores amigos.

Al igual que ellos, él crece imparable.
Da gusto ver cómo se transforma
y cobra identidad propia:

en nuestro caso, ese amor es el fruto
que está ahí -en medio de los dos-
poniéndonos -amablemente- a cobijo.


lunes, 28 de abril de 2014

Llantos a puerta cerrada

El recuerdo de aquél antiguo amor
despierta siempre
un viejo dolor.
Llantos a puerta cerrada


miércoles, 23 de abril de 2014

Quien esté libre de pecado

Quien esté libre de pecado
que abra la primera puerta del armario.
Del armario de la cocina
donde se esconden las galletitas y dulces 
-que decimos que no comemos-
Del armario del dormitorio donde se agolpa la ropa 
-que decimos que nos ponemos-

martes, 22 de abril de 2014

Transitorio revuelo

Una nube de polvo regresa al camino
de tierra
tras un transitorio
revuelo


miércoles, 16 de abril de 2014

Sobre mi puerta

Sobre mi puerta, una gigantesca marca
de sangre
-germanoparlante-,
me salva de una sobrecogedora masacre 
en la que han rodado de golpe
tantas cabezas...





martes, 11 de marzo de 2014

El dragón desarticulado

El dragón -un gigantesco andamio-
que durante meses se irguío vigilante
junto a la fachada del antiguo edificio de ladrillo,
yace hora reducido en el suelo.

Su armazón -desarticulado en barras y plataformas-
se apila sobre cuatro irreductibles y afiladas garras*,
aguardando su retirada.

----------------------------------------
*Anclajes de hierro




 

Rebaño de margaritas

Un rebaño de margaritas
pace al sol sobre la media lunita
de césped
que forma una fea rotonda
con vistas a los coches.



miércoles, 26 de febrero de 2014

Una flecha negra

Una flecha
negra de aves
apunta hacia la sierra blanca
allá en la lontananza.



Tronco discontinuo

Una curiosa serpiente
-de tronco de árbol discontinuo-
sorteó el muro, reptante.
Fundida en eterno abrazo
con los barrotes
de hierro de la verja.





El tiempo

El tiempo es el único maestro
que enseña a aprender a vivir
en esos mundos
en los que parece
que antes que nosotros
nadie
había puesto un pie en ellos
-por insufribles-.



sábado, 15 de febrero de 2014

Habitarnos

Aparte de vivir ahí afuera, en el mundo,
deberíamos habitar en nosotros mismos de vez en cuando:
Visitarnos ya no sería un acto de
valentía.

Habitarnos allí donde más duele es
siempre una crueldad de lugar
porque ya no queda nadie.

Solo hay un pequeño salón
con dos largos espejos enfrentados
que proyectan 
-hacia detrás, hacia delante-
la misma visión intacta 
de presente, futuro y pasado.




habitarnos - CC by-nc-nd -Mari Carmen Garcia Lopez

martes, 11 de febrero de 2014

Pequeños mundos

Muchos pequeños mundos
se desmoronan bajo nuestros pies
-y lo hacen a diario-.

El sistema de derrumbe es siempre el mismo:
Todo aquello a lo que permanecíamos
anclados, suelta amarras
en un proceso de desaferramiento tal, que
nos hace partir en una maltrecha
nave, rumbo a poner pie sobre lo desconocido.

Pronto, todo se vuelve normal:
la ausencia de medios, la incertidumbre,
incluso el hecho de ver solo agua por todas partes
hasta en el fondo mismo
de nuestro propio barco.


miércoles, 29 de enero de 2014

En movimiento

Al final de la tarde observo a las gaviotas sobrevolar
en bandadas
esta parte de la ciudad bañada por un río
de tramos ficticios.
Agitando las alas, sin descanso,
van recordando muchedumbres de agua.
¿Sentirán allá arriba el frío?
Tal vez. Pero nunca desamparo.
Van todas a una
como un solo brazo
remando en la misma dirección
a cielo abierto
aunque sople el viento a bocajarro.




martes, 21 de enero de 2014

De película. El bueno, el feo y el paro.

El paro es el malo de una película
que llevan tiempo echando.
Permanece en cartel
con sus protagonistas ERE que ERE vestidos a la última,
muy procedentes todos ellos...
...
Y resulta que hay más extras
haciendo cola en la oficina del Paro
que en una de romanos.
Pero dicen que no es para tanto,
porque esa "prima" nuestra -tan familiar-,
por fin ha bajado,
pero allí sigue en su lobby financiero...
...y desde casa
vemos desfilar por la tele sus nombres
semafóricos sobre fondo negro...
...
Y mientras,
nuestro bolsillo -a fuerza de cartas de ajuste, (fundidos en negro)
y bajadas de sueldo-, va menguando.

Pero dicen que no es para tanto,
que el bolsillo -ese hermano pequeño de la todopoderosa bolsa-
no es más que un RESENTIDO
sí,
porque solo cotiza en la bolsa de la compra
y se resiente siempre de todo lo que oye,
de todo lo que se miente...


martes, 7 de enero de 2014

Puñados de hojas

En la Plaza de Oriente
-en medio de una tarde oscura y fría-
vienen, sin esperarlo,
afrutados puñados de hojas
que solo sale a recibir mi olfato...



sábado, 4 de enero de 2014

Pensamientos plantados

Un grupo de simples pensamientos
plantados ahí como si nada,
imponen cuando se los
mira de cerca.