jueves, 27 de diciembre de 2012

El suave tacto...

El suave tacto de la cultura
es el único tejido fino
que envuelve
más allá de prácticos cometidos...

Traspasa la barrera de la piel
y abraza al espíritu
hasta que se siente abrigado,
protegido,
aislado...

sábado, 22 de diciembre de 2012

Pensamientos ignotos



Las castañas caídas
guardan silencio
en el suelo;
Encierran pensamientos ignotos


------------------------------------------------
Para tirar del hilo, ver Poema Oda a una castaña en el suelo, Pablo Neruda
http://bibliopoemes.blogspot.com.es/2008/10/oda-la-castaa-poesia-de-pablo-neruda.html

 

Cofre celeste

En la noche fría
el fondo aterciopelado del cofre celeste
es color plata.

Entre las aristas de edificios ilustres
permanece cabizbajo
con la mente secreta-mente nublada...


miércoles, 19 de diciembre de 2012

Catafalco y oro


A estas alturas de la temporada
los árboles visten
de riguroso catafalco* y oro.

Sus ramas altivas
torean con elegancia las embestidas
de un implacable morlaco sin semblante.


-----------------------------------------
*catafalco: color negro en la jerga taurina



viernes, 14 de diciembre de 2012

Desfiladero de nubes

La larga serpentina de luminosas coronas navideñas
se pierde a lo lejos entre la maraña de edificios antiguos.
Paralelamente discurre sobre ella
un cortejo de nubes.

Y, por momentos, parece que las coronas
sostienen en volandas a esas nubes
mientras caminan por el estrecho desfiladero
hacia el ocaso


jueves, 13 de diciembre de 2012

Placeres singulares

Degustar una banderilla*
junto a un vaso de refresco de cola
es uno de los placeres -singulares y simples-
que me concedo.

Es una tradición venida de los días de playa
en Cóbreces.
¡Cómo me entretenía postular monedas entre las niñas mayores
para adquirir luego en el bar, junto al acantilado,
una flamante banderilla y un vasito de casera cola
por el módico precio de 10 pesetas!

Luego me sentaba sobre una roca a tomar, -país por país-,
aquél ansiado continente 
bañado por un fascinante, oscuro y gasificado elemento.

---------------------------------
*Encurtido típico de España compuesto de pepinillo, pimiento, aceituna, cebollita, que puede ser picante, dependiendo de si lleva, o no, guindilla

martes, 11 de diciembre de 2012

Al final de la tarde

Un sol agotado al final de la tarde
parece querer incendiar las arizónicas;
Pero la orden prevista
es siempre otra: replegar la marcha
sin ademanes que impliquen calentar o lucir,
pensando solo en renacer mañana...
...


domingo, 9 de diciembre de 2012

Di-soluciones

Hablando de convivencia en pareja: En una sociedad de dos,
ante grandes problemas de entendimiento y compatibilidad,
no existen remedios a medias
ni sencillas di-soluciones


sábado, 8 de diciembre de 2012

Acuñando verbos nuevos

He acuñado un nuevo verbo,
el verbo "tendiñar".

Dado que la acción del verbo "endiñar"
parte -unidireccionalmente- de un endiñador
que hace recaer siempre una tarea, acción, sentimiento negativo, recorte, subida de precios...
sobre un sufridor endiñado,
debería conjugarse como sigue:

Singular
yo tendiño
a mí mendiñan
a ti tendiñan

Plural
nosotros osendiñamos
vosotros nosendiñáis
y ellos, /a su vez/, nosendiñan


jueves, 6 de diciembre de 2012

Paseo dedicado

Vengo de recorrer a buen paso la ciudad.
Es mi modo de jugar al despiste
con el tedio
de una tarde fría.

He podido sentir la soledad 
de aquellas personas que caminaban a mi lado solas
hablando solas,
y detectar en el rostro de algunos
el ambiente festivo que desprende la prisa
para llegar a tiempo a ver un partido.

Pero sobre todo me ha sobrecogido una terrible inseguridad
al ver cada Centro de Salud
empapelado con pancartas y sábanas
denunciando la inminente gestión privada.

Ya de vuelta,
me sorprende un edificio dedicado por entero 
al Observatorio para la prospección de las universidades, 
y me pregunto si ahí sabrán algo de los despidos del profesorado
universitario, de la calidad de la enseñanza, de las tasas
astronómicas de las carreras. ..

Me topo -casi de bruces- con la opaca valla
-de una renombrada constructora-
rodeando el Congreso,
y no sé si es que verdaderamente hay una obra  
detrás, o solo se trata de una maniObra  
para evitar
sistemáticos sobre-a-saltos al sistema.

martes, 27 de noviembre de 2012

El sentido común solo viaja con billete de ida

El sentido común,
-el más asentado de los sentidos-
cuando viaja,
lo hace solo con billete de ida.

Porque, cuando aparecen los irreflexivos y fatales impulsos,
él levanta el campamento
y se marcha a kilómetros de distancia de casa,
                                      -tal es su naturaleza-.

Y entonces raramente podemos esperar
su retorno...
...quizá decida "volver en sí" solo cuando hayamos padecido
-por su asusencia-
lo que no está escrito.



domingo, 25 de noviembre de 2012

Amor al peso

Me gusta eso de poner solo mi parte
de amor correspondiente
en el asador.
Me gusta no tener que cubrir también los huecos del otro
en la parrilla
para que no se eche nada en falta.

Me gusta ver el amor brillar,
sin necesidad de envoltorios
que me hagan pensar que por eso vale más...

No practico el amor al peso:
confunde,
entre otras cosas, "amor por el regalo"
con "el regalo por amor"...


viernes, 23 de noviembre de 2012

Abrigo de época

De pronto, al entrar en la aireada estancia,
un familiar y penetrante aroma a humedad, asociado a una fuerte luz natural,
me transporta envuelta en un abrigo de época,
al tiempo en que era niña...

Ese "perfume"
permanecía envasado en el peculiar frasco
de los días de colonias de verano
que pasaba con mi hermana en el Norte,
allá en el "mítico" Cóbreces...

Huele a las frías estancias de la Abadía donde nos hospedábamos,
llenas de la especial claridad
que lograba atravesar el claustro.
Y huele al comedor, de gigantescos ventanales abiertos
de par en par
frente al establo,
desde donde veíamos, olíamos y escuchábamos sin cesar a las vacas
ya con el primer bocado de la mañana...


miércoles, 21 de noviembre de 2012

Autofranqueza

No creo que sepamos manejar la dosis apropiada de autofranqueza
cuando se trata de lo que realmente importa:
decidir nuestro bienestar emocional.

Con la medida justa
vamos dando el visto bueno a relaciones,
a circunstancias y a trabajos;
en dos palabras: nos instalamos.

Resulta tan cómodo no tener que desacostumbrarse a nada
que disipamos cualquier duda con frases precocinadas:
porque no es tan malo,
porque todavía podría ser peor...

Y luego solo queda repetir
-hasta el convencimiento más absoluto-
que recorremos los atajos adecuados
para ser felices...

Yo, que vengo de transitar caminos largos, tortuosos,
                  -aunque ahora discurran mis pasos
                   por amables veredas-,
no quiero olvidar a donde conduce
la falta de honradez con un@ mism@:
a un destino INFELIZMENTE DICHOSO
o, en el mejor de los casos, DICHOSAMENTE INFELIZ


miércoles, 14 de noviembre de 2012

Hojarasca

Ahora nos sorprende
la espesa e incómoda hojarasca
caída lentamente de unos árboles,
que, -no hace tanto-, plantábamos juntos
con orgullo.

Recuerdo el empeño en que fuesen árboles de hoja caduca,
aunque pronto dejó de ser divertido ver las hojas secas
caer y amontonarse,
jugando solo a dar vueltas a un anodino corro de la patata...
...Y luego esa multitud de crujidos
aun con el más leve paso.

Pero esa materia -ahora muerta-
llevaba tiempo así en el árbol.
Solo que, entre tanto, había dado un pequeño y -precioso- fruto.

Hasta que no vino un viento
brusco, -desairado-,
que precipitó la caída del fruto y las hojas antes de tiempo,
no quisimos ver que ese ciclo, -el nuestro-,
había acabado.


 

lunes, 12 de noviembre de 2012

Fría estampa matinal

Fría estampa de neblina
matinal...
Alzo la vista
y una esbelta e impertérrita
figura
llama mi atención
desde el tejado de un bloque cercano...

Se trata de un gato
             -enorme-,
[Luego cuento dos, tres, y hasta cuatro.]
Todos al abrigo del calor
que emana
de cada una de sus chimeneas en propiedad...


domingo, 11 de noviembre de 2012

No puedo permitirme el lujo de comprar más miedo

No puedo;
sencillamente no puedo
permitirme el lujo de comprar más miedo.


Se está volviendo más caro cada vez...
Empezó costando lo que
cuesta un chasco o una pesadilla, es decir:
                 -quebraderos de cabeza, algo de insomnio, -casi nada-.

Pero ahora el miedo ha subido.

Se paga a precio de sueños, de ilusiones, de energía vital;
la propia existencia es la moneda de cambio.

No pienso seguir adquiriendo miedo a semejante coste.

Y ojalá nadie más lo compre.
Entonces, ante tanto excedente,
los que venden miedo tendrán que ponerse a regalarlo.
Y luego vendrá lo mejor;
Porque todo el mundo sabe
que el miedo regalado
ni convence ni asusta
ya a nadie.

martes, 30 de octubre de 2012

Luz imperfecta

De buena mañana, a la salida del museo del Prado
distingo una luz, imperfecta,
orgullosa
de haber traspasado con éxito las enormes nubes grises...
...Sus rayos amparan la búsqueda 
de unos gorriones en bandada;
Sobre el desnivelado mantel de hierba
toman
las perlas de rocío que encuentran.
-No creo,- dices, -tan sólo escarban entre las briznas en busca de apetecibles simientes.
-Pues vaya.


miércoles, 24 de octubre de 2012

Hacia la exposición de lámparas

Parque del Retiro (Madrid)

A determinadas horas,
cuando declina el día,
dirijo mis pasos hacia la mayor y más brillante
exposición de lámparas de ocaso...

Siempre hay alguna -de ocasión-
que me entra por los ojos,
y entonces me la llevo puesta.

Sus luces naranjas y rojas
-llamadas a desresplandecer-
todavía deslumbran


martes, 23 de octubre de 2012

Mirar detrás

Yo miraría detrás de cada "fracasado" que existe
a ver si en algún momento crucial hubo una mano
que se alzó -solo-
para manifestar sus carencias y defectos
o si tal vez fue un dedo
que se apresuró a señalar:
"serás nadie, no llegarás a nada".
 
Y después, puede que esas mismas manos y dedos
-para quedar bien limpios-
se apresuraran a dejar la cuestión
en el tejado del tiempo; para que fuera él quien dilucidase,
si sería tarde o temprano
cuando aquella autoestima,
-una de tantas-,
acabaría estrellándose.


viernes, 19 de octubre de 2012

Festín de brezo... y otras escenas de otoño


             
         [En la ciudad]
Un gorrión
se da un festín de brezo en un tiesto.
Y dos, y luego tres...
Porque no hay vez,
que ante tales hallazgos, no acudan varios
de estos raudos pajarillos.

        [Cerca de la ciudad]
A lo lejos, la azul montaña
mantiene barrido
su lado de techo.

         [Lejos de la ciudad]
Pocas son las nubes
que quedan
junto a aquellos riscos:
exhaustas
reposan tras haber sido expulsadas del tozal
                                                                           
--------------------------------------------------------------------

Esta foto fue tomada en la Floristería Lola de Castro 

Sita en la Calle Huertas, esta floristería es una de las más bonitas del centro de Madrid. Desde fuera parece un jardín particular lleno de plantas y flores de todas las especies. La tienda es antigua pero con ciertos toques modernos. Es un sitio privilegiado dentro del Barrio de las Letras que no puedes dejar de visitar...

http://www.minube.com/rincon/lola-de-castro-floristeria-a938


jueves, 18 de octubre de 2012

Derrochar hasta el último penique de segundo



Me encanta gastar
de la misma forma
que a ti
el tiempo...
¡Qué maravillosa coincidencia!

Derrochar hasta el último penique de segundo
en paseos, deambulando de acá para allá...

Y, siempre que se tercia,
también gastamos a cubierto
-en museos de guardar-



miércoles, 17 de octubre de 2012

...este yo, "el mismo que visto y calzo"


Tu amor
no es de los que salva. Ni quiero.

Porque si así fuera,
hubiera sido no tan bueno
-para mí-
pretendiendo
ampararme del antes de donde vengo.

Solo quiso poner a mi alcance
un maravilloso después, -este de ahora-.
Solo, porque lo merecía,
...porque ambos nos merecíamos.

Tu amor
es de los que sabe hacer más feliz:
libera
y armomiza
tantas partes de este yo...
...el mismo que "visto y calzo".


lunes, 15 de octubre de 2012

Cambio de estación

Cambio de estación.
En el gran ruedo, bajo un exigente público 
de nubes 
-cargadas de agua-,  
el frío recibe -al fin- su alternativa
de manos de un cálido predecesor. 

Yo, por mi parte, 
también sigo sujeta a esos típicos cambios, 
de los que verdaderamente atañen:    
           -hogar, trabajo, vida, personas...-. 

Pero nunca me atraviesa el frío del todo,
sólo en febrero
y nada más que hasta los huesos;  
Mi corazón permanece felizmente estacionado 
en el apacible clima del amor ...

domingo, 14 de octubre de 2012

Monólogo entrecortado

Asisto al chaparrón 
desde mi ventana

Han abandonado la escena el grueso de los personajes
y la bulliciosa calle
enmudece.

Solas quedan
la lluvia -repitiendo su monólogo entrecortado-
y la temperatura, descendiendo 
paso a paso...



martes, 9 de octubre de 2012

Sonrisa desplegada

En medio de tanta travesía incierta,
mantener desplegada la sonrisa
pone un rumbo fijo y
propio...

------------------------------------------
(Comentario sobre la foto incluida en este post y en el anterior)

Paseando por Córdoba (España)sorprenden rótulos en la pared menos pensada. Su cuidada grafía colocada en un ángulo, simula a la perfección el típico cartel de azulejo que bautiza muchas calles y plazas. Solo que aquí aparecen curiosas, evocadoras y chocantes frases del tipo: "Desaparezca aquí", "Salida de emergencia", "Una calle más abajo" "Prohibido volver atrás"... Al parecer la iniciativa no ha partido de ningún organismo municipal ni tampoco de la Junta de Andalucía... Así que puede que pronto veamos también un cartel de "SE BUSCA"

domingo, 7 de octubre de 2012

Restituirse


 Cuando lo perdí TODO   
 quedaba TODO 
 por hacer...

Y la gran tarea
de "restituirse", -¡sí!-,
pero esta vez -como mínimo-,
en la felicidad  

  


jueves, 4 de octubre de 2012

Baño de sol

Madrid. 08:30 am.
El ángel caído sobre el edificio de la calle Milaneses
se dispone a tomar su primer baño de sol.

Como siempre; De manera invertida.
Los ténues rayos del Este van sumergiendo
su escorado cuerpo
-verdigris-;*

Desde la punta del pie
avanza el tono dorado
hasta cubrir por completo el torso...
...siempre a merced
de las inclemencias de un fondo, hoy azulado.




--------------------------------------
* "Verdigris, cardenillo o verdín, es una pátina venenosa de color verdoso o azulado que se forma sobre superficies de cobre o de alguna de sus aleaciones, como bronce o latón. Esta pátina suele ser una mezcla de acetatos de cobre, principalmente acetato de cobre, con óxidos e hidróxidos de cobre". (Fuente: Wikipedia)


martes, 2 de octubre de 2012

Mañana de claxon en la ciudad

Tocar el claxon - ya de buena mañana
y por sistema-,
es una forma ruidosa, la que más,
de "conducirse" en la vida,
siguiendo una regla sencilla:
hostigar con la bocina solo al que va delante;
así, el hostigado, de repente, hostiga.

En un santiamén el ruido está servido.
Se ha ido generando
gracias a un ahínco impropio:
-como no era de nadie,
todos quisieron adueñarse de un poco-...


lunes, 1 de octubre de 2012

Abrazo redondo

Qué abrazo tan redondo
recogimos ayer...
Fue madurado al sol
bajo el cielo azul y cuadrado
en un patio del Conde Duque*.


-------
*El Cuartel del Conde-Duque es un edificio de estilo barroco (churrigueresco) construido en Madrid (España) a partir de 1717, por el arquitecto madrileño Pedro de Ribera. Se encuentra en el centro de la ciudad, a corta distancia del Palacio de Liria, residencia del duque de Alba. Su uso inicial militar ha dado paso a su reconversión como centro cultural y de ocio, donde son programados conciertos, exposiciones y ferias. (Fuente: Wikipedia)


viernes, 28 de septiembre de 2012

"Ella" en primera persona

Pues sí que ha dado vueltas la tierra
alrededor  del sol...
...las justas para que ahora se cumpla
un año desde que abrí este blog.

Desde aquél momento
me ha seguido -cada vez más de cerca-
ella, una autora
que daba y, a su vez,
 me daba cuenta
-en primera persona- de su trayectoria vital ...

...Líneas que suben o bajan,
varían de grosor...
-pero sin perder peso-;
Con la mirada siempre puesta
en aprender,
y, en aprendiéndose ella hasta una y mil veces,
me enseña a mí
que no hay que dejar de-crecer....

Gracias

martes, 25 de septiembre de 2012

sábado, 22 de septiembre de 2012

Pertenencias

Muchos de los peores recuerdos
que tengo
se han ido soltando de mis manos
-de donde solían ir agarrados-.

Simplemente dejé de apretarlos
con fuerza
y emigraron
-a mi mente-,

      donde siguen existiendo
      -siempre lo harán-.
   
Pero he descubierto algo.
Que no pertenecen más a este "yo" solo
porque sea mía la mano
que los llevaba,
mía la cabeza
que los recuerda...

en palabras de Juan Gelman:-
-"¿Hay que romper la memoria para que se vacíe?"

jueves, 20 de septiembre de 2012

Las infelicidades terminan cayendo

Las infelicidades
terminan cayendo
de los tronos
-desde donde nos gobiernan-.

Sucede
tarde o temprano,
como con el peor tirano...

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Felicidad versus dicha

No siempre las cosas
-cuya misión es hacer feliz-
nos convierten
en personas más dichosas.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Tratados

En la biblioteca,
-¡qué lejanas andan ya las dos de la tarde!-,
todo@s posponen el hambre
tratando, con la mirada baja,
de sofocar una especie de sed
enfrascándose en el estudio, bebiendo tratados.

Hasta que el primer osado
del grupo
no deja su sitio,
-por fin,-
y se marcha,
nada cambia.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Paseo marítimo

Deshago unos pasos
para volver sobre un banco del paseo marítimo
que ha sido engalanado como mostrador
por un grupo de niñ@s.

Con ilusionadas caritas
despachan vistosas conchas
y abalorios hechos a mano.
   
Da igual que se aprecie más el nudo que las propias cuentas:
tras mirar atentamente cada una de las creaciones,
-e intercambiar impresiones-,
adquiero encantada un precioso
un anillo morado

martes, 11 de septiembre de 2012

La herida que somos

La herida que somos -también-
es de carne y hueso.
Y su curación,
el proceso mismo de autorrecorrido   

lunes, 10 de septiembre de 2012

Ejército de tierra

Durante unas horas,
grandes nubes de polvo
se levantan junto al Palacio Real.

-Sus condensadas partículas
tapan incluso las bonitas vistas-.

Proceden de la arena removida a conciencia
por el paso ligero
de un populoso ejército de tierra
que libra incansables batallas
de juegos infantiles
en el parque contiguo.


Fugaz paseo

A pesar de la hora
ya es noche cerrada.
Aunque no lo suficiente para un fugaz paseo.

Hay pocas luces
conforme avanzo
hacia la coqueta calle del Biombo,
que, lejos de hacer gala de su nombre,
deja paso franco a la plaza
de San Nicolás.

Y, curiosamente, a menos luces,
menos bullicio también;
Atrás quedan bares y terrazas.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Paisajes humanos II

Adulto.
Una tez castigada por el sol
     y la ausencia de dentadura
          marcan su aspecto, prematuramente ancianizado.

Sobre la cabeza
      un modesto sombrero de paja,
         como publicitando los que lleva, apilados,
            en una de sus manos.

Entre bulliciosos comensales
      recorre en silencio
         -sin ser visto-
            uno tras otro, los bares de pescaíto.

Paisajes humanos I

Mujeres,
-probablemente de mi edad-,
apostadas a las puertas del Mercado de abastos de Málaga
vendiendo higos chumbos.

Tras unas cajas llenas
de desordenados y pinchudos frutos 
ofrecen -con guante blanco-
la mercancía
de piel erizada.

  

jueves, 6 de septiembre de 2012

Llega septiembre

Con su vuelta al quehacer implícito
llega septiembre;
nos toca insistentemente en el hombro
y satura las mentes
            -que solo así cejan en su empeño estival-.

Y todo
para hacernos recobrar un punto
         -y hasta una coma-
de tibia cordura otoñal...

lunes, 27 de agosto de 2012

Paseo expreso

A última hora de la tarde
doy un paseo expreso por esas callejuelas de culto
que aguardan tras la cortina de aristas
de la Plaza de la Villa.

Me gusta asistir en primera fila a la lenta carrera
de relevos de luces;
Las crepusculares
hablan siempre un poquito
con los vistosos faroles -recién prendidos-
antes de pasar el testigo
para -seguidamente- alejarse horizonte adentro...

Safe Creative #1209032222698

sábado, 25 de agosto de 2012

¡La de vidas que hay dentro de una sola vida!

Cuando llego a tramos de carretera
de mi vida pasada,
mi mente ya no se resiste;
No hace "autostop".

Simplemente transita por ellos,
recorre gustosa el trecho que haga falta.

Y, mirando los carteles que marcan
el inicio y final de los pueblos de recuerdos,
constata:
¡La de vidas que hay dentro de una sola vida!

jueves, 23 de agosto de 2012

Consumo cuidado

Porque ahora todos miran, y mucho;
gastan menos
y pasean bastante.

Ya no se compra
sino que se compara 
-consumo cuidado- 
antes de adquirir lo justo.

Solo vestimenta y calzado
parecen al alcance de todos:
su coste oscila entre 1 euro
-para la ropa de mercadillo hecha en China-
y 1000... euros para la ropa de firma
-eso sí, "made in PRC"-.

Cuatro haikus encadenados

Un pelotón de nubes
discurre sobre
la gran pista azulada...

Junto a la vasta meta
del horizonte
nadie escatima esfuerzos

se agigantan los cuerpos
en los dorsales,
y preciados metales

en el podium celeste:
primero el oro
luego el bronce y la plata


lunes, 20 de agosto de 2012

Ribete de bruma

Bajo el denso y vaporoso ribete de bruma
-cosido al final de la falda marrón-,
esconde la montaña sus pies
sumergidos
en las templadas aguas mediterráneas

sábado, 18 de agosto de 2012

Me lo pienso luego existo

Cada vez más tiendas de souvenirs
abren en el centro de Madrid.
(...)

Son coloridos puntos de recogida
del pecunio de una clase gloriosa, la turista,
ahora convertida en preferente.

Su poder adquisitivo,
-inmediato y palpable-
desentona con el tejido ibérico actual
del: "me lo pienso luego existo".

Así, uno por uno, todos los sectores
rinden pleitesía al equipo visitante:
restaurantes y bares autóctonos a precios peregrinos,
el transporte público equiparando tarifas al coste de las expediciones VIP a la luna
y entrar al cine con gafas sale más caro que ir en low cost a pisar la alfombra roja hollywoodiense...

Nunca antes la clase turista y la clase preferente
fueron la misma cosa

viernes, 17 de agosto de 2012

Otra di-versión

Se puede
reescribir la ternura,
                 la timidez,
                 la osadía...
...y aún todos los "inclusos" juntos.

Pero no hay modo de sobreescribir el pasado
sino es poniéndolo delante,
sobre el papel


miércoles, 8 de agosto de 2012

Sobre escribir

A priori no parece tan difícil
ponerse a sobreescribir
imponderables*;

Así, de igual modo que se corrige una dirección
sobre un papel.

Entonces cambiaríamos -sin dudarlo- 
la timidez por unos tantos de osadía....

...O un poco de felicidad
para desbancar al descontento.

Y de paso,
que del maldito orgullo resurja
de una vez el buen talento...

¡Sea todo ello de ahora en adelante!
Pues todo lo que queda atrás
está escrito y, además, es
-sencillamente-
intachable.

El pasado no puede sobreescribirse;
Tan solo escribir sobre él.

----------------
*En su acepción: que no puede pesarse o medirse.


martes, 7 de agosto de 2012

Tipos de clases, clases de tipos, tipos con clase...

En el mundo hay tipos de clases,
clases de tipos,
tipos con clase;

Y también, clases de metas,
metas con clase,
metas tipo.

Y luego están l@s desclasificad@s 
-donde me incluyo-
tratando de hacer volar
sus propias co-metas....


domingo, 5 de agosto de 2012

Ecco qui

Estar centrad@ en cuanto a convicciones y valores.
¿No es acaso un verdadero lujo?

A menudo rugen los extremos
para que te ausentes de ti mism@,
y ecco qui:  ya somos a ultranza más de eso
y en absoluto nada de aquello.

¡Qué extraño poder ejercen los bordes
si te inclinas
ante ellos en continua reverencia!

Yo siempre pico
en este más de lo mismo
cada vez
que me salto capítulos relacionados con
identidades, tolerancia y puntos de referencia.


Organismo diminuto

Organismo diminuto y
magnitud del yo
en forma de
preciosa perla cultivada


viernes, 3 de agosto de 2012

El pasado siempre a mano


Prefiero tener el pasado siempre
suspendido en un punto, a la altura de la mano,
antes que pensar en dejarlo atrás.

Y es que este tiempo cronológico tiene por costumbre
perseguir de "oficio"
a los que transgreden los límites de velocidad
en el olvido




martes, 31 de julio de 2012

Trabajadores en plantilla

El macizo de lavanda "officinalis"
tiene a sus trabajadores en plantilla
ajenos
a tanta subida y recorte.

Estas abejas y otros bichitos
disfrutan de transporte propio,
alacena llena,
y de agua y luz sin sorpresas en los recibos.

Libres de hipoteca,
se mueven fuera de la ley
de mercado,
-aunque sea indefinido su contrato-.

[Sí, pero también van y vienen de sol a sol en traje a rayas].

Cuerpo a través

A menudo no reparamos en el aire
que circula a nuestro alrededor
recorriendo nuestros confines opacos,
de norte a sur,
de este a oeste.

Pero probar la delicia
de pararse a sentir
el viento campando a sus anchas "cuerpo a través",
limpia
y además libera...


Alejamiento de un punto

¿Por qué será que siempre nos estamos alejando
de un punto?

   De un punto de firmeza.
     De un punto de identidad.
        De un punto de independencia.
           De un punto de discreción.
              De un punto de optimismo.
                  De un punto de valentía.
                     De un punto de constancia


lunes, 30 de julio de 2012

Felicidad comprometida

Hay quien se ve
en mitad del bosque de su vida
con todas las expectativas y necesidades creadas
a cubierto,
y parcela en la tierra prometida.

Pero, ¿y su felicidad?
Pues, ella también ha quedado comprometida,
tan bien...

Y en ese enorme descubierto
en la cuenta del lado afectivo,
se trata ahora salvar de los cuervos
la calderilla
que queda


miércoles, 18 de julio de 2012

Cabellos de lavanda

A través de la ventana abierta
un fresco aroma  se desliza
a hurtadillas con un vientecillo,
que ahueca la cortina
y entra.

Procede de los cabellos
-recién lavados-
del macizo de lavanda plantado en el alféizar.


viernes, 13 de julio de 2012

Serie aves: Cernícalo

La línea naranjiazul
queda dibujada en el horizonte
y la canícula manchega
da una tregua
al cernícalo,
que vuela parado -con insistentes aleteos-
sobre un mismo punto
buscando alguna presa.


Imagen amablemente cedida por el autor del blog Zaragoza Salvaje

Desendiosar un poco

No resulta tan costoso
desendiosar un poco de cuando en cuando.

Solo hay que detenerse a hacerlo,
-sin ensayos previos-...
...et voilá.



miércoles, 4 de julio de 2012

Serie árboles: sauce llorón

Se pueden ver las lágrimas
de un sauce llorón
en el paseo de Recoletos,
-cerquita del Palacio de Cibeles-;
Reunidas todas
están...
...estancadas
bajo su desconsolado tronco.



domingo, 1 de julio de 2012

Espejo arte-sanal

Cuando una
dilatada actividad laboral
-que parecía segura-
finaliza a la voz de ¡ER!(E),
mi yo
se encuentra de pronto sin saber qué hacer
de patitas en la Calle  
del presente angustioso.

                  Y entonces no queda más remedio  
                  que ponerse a pensar en otras posibilidades,  
                  para variar.

Espejito, espejito, dime qué ves... 

Pues que tras una rutina de años
realizando el mismo trabajo  
[anodino], 
que tu yo
se vaya derecho a la Plaza del mercado laboral
a desarrollar su olvidado lado 
arte-sanal...
               
                 Y entonces puede que haya más de un remedio.
     

sábado, 30 de junio de 2012

Oasis urbano

Entre dos filas indias de esbeltos cipreses,
los andenes en desuso de la antigua estación
de Delicias,
sirven de alargados oasis urbanos a las golondrinas,
que sobrevuelan estas pistas,
para beber en vuelo rasante
al caer la tarde.


viernes, 29 de junio de 2012

Serie bichitos: Hormigas

Por la avenida de Brasilia
veo una hormiga desencaminada
de cualquier hormiguerito.

Bajo un sol abrasador
deambula por la acera
con la cáscara de un grano de avena
como sombrerito.

miércoles, 27 de junio de 2012

Corriente ancha de nubes

Entre las dos espectaculares orillas
de edificios
al comienzo de la calle de Alcalá,
miro embobada la corriente ancha de nubes
que arrastra el acaudalado río azul.

A media altura hay dos cuádrigas
siempre a punto de cruzar


domingo, 24 de junio de 2012

A clases de odio, lecciones de amor

Hay clases de odio tan grandes
que tienen vida propia
dentro de vidas ajenas.

Supe de uno cuya  magnitud era tal, que llegó a
ejercer el cargo honorífico
de disponer lo que debía
o, aún peor, lo que no debía hacerse jamás
                  [como perdonar].

Consumía -de continuo- tanta alegría y sosiego este huésped
que no dejaba mucho
para los portadores mismos.

Mas, !ay¡
que de forma inesperada
-un buen día-
vino a morirse el objeto
de tanto inútil resentimiento:
un hombre de carne y hueso.

Entonces, todo el rencor acumulado se tiró
por la ventana
antes de que los remordimientos de siete lenguas
entraran para quedarse.
Y los sentimientos de culpa,
esos también llegarían, más pronto que tarde.
Ahora, el desgarrado llanto por el tiempo perdido
-todo un abismo de años sin contacto-
se presentaba
puntual a la hora
de los no pocos recuerdos agradables



miércoles, 20 de junio de 2012

¿Algo que declarar?

Al finalizar cada jornada me detengo -con mis vagones de carga-
en tierra franca
para pasar la aduana
en la frontera del día que acaba.

Es el momento de decirle
al otro
si tengo algo que declarar;

Por pequeño que sea,
da igual,
lo saco fuera.

Así pesa menos luego el
equipaje que llevo
cada día a lo largo de cada estación

lunes, 11 de junio de 2012

Serie bichitos: Mariquita

Al salir del despacho de la abogada
veo una linda mariquita de siete puntos
adherida -como una chincheta reluciente-
a la estrecha y ardiente acera.

-No durará mucho-, pensé
-va derecha al asfalto y a las hileras de coches-.

Entonces me inclino para que el bichito
suba a mi dedo
haciendo que circule hasta la carpeta naranja,
con la que pretendo tansportarla
hasta el primer reducto verde que aparezca.

Pero en mi camino no encuentro
setos ni arbolillos,
así que tendrá que venirse conmigo.

Entiendo que está de acuerdo
porque aguanta de lo lindo montada en la carpeta,
cruzando semáforos y
esquivando gente...

Llego a casa. Enseguida abro la ventana
y la dejo sobre
mis crisantemos,
-plagados de pulgón-...

Le espera un buen atracón
de hoja en hoja,
y tiro porque me toca


viernes, 8 de junio de 2012

Eran las cinco de la tarde. Dos faenas simultáneas

Eran las cinco de la tarde de cualquier día laborable.
Semana grande de San Isidro.
Coso taurino de las Ventas.

Un maestro entra en la plaza;
Da comienzo a su faena.
En el exterior, del otro lado, una maestra bordea
la Monumental panza de ladrillo visto.

Ni un poco de brisa
bajo el mismo sol de justicia;
Eso sí que es verdaderamente matador.

En ambos espacios
todas las sombras están
cual novias arrepentidas:
a la fuga.

Como de costumbre él entra en el ruedo
con un manojo de miedos cogido bajo el brazo.

Ella viene de haber lidiado
-un día más-
con los alumnos.
Camina apretando el paso
dando vueltas
a la faena que aun le queda:
suerte de deberes, suerte de cenas, suerte de baños, suerte de camas... 
(Resultados de las corridas: silencio tras un aviso y pitos.)






jueves, 7 de junio de 2012

Serie árboles: El gran magnolio

El gran magnolio
se extiende majestuoso
por un mar de tierra
y otro de aire.

Mantiene el verde brillante en sus velas,
desplegadas por todos los mástiles.

No sé cuándo echaron el ancla sus raíces,
pero la envergadura del palo mayor
y la eslora
hablan de épocas decimonónicas.

Según la estación del año su cargamento varía.
Ahora lleva robustas
y extrañas flores
                 -como de ciencia ficción-
que ondean
                  -de popa a proa-
como blancas banderitas
de aroma
de las que queda prendado el viento.



miércoles, 6 de junio de 2012

Serie bichitos: lagartija roquera

Las lagartijas son unos
bichitos,
en su mayoría roqueros, (¿será por esto que son tan marchosos?)
a los que la naturaleza
ha hecho tremendamente sensatos.

Disfrutar del sol
es para ellos una necesidad
de estado.

En plena carrera
si quieren "tomarse un respiro",
tienen que parar el carro.

Por lo demás, se trata de animalitos desprendidos:
si algún peligro acecha,
agitan la cola
y deshacen luego de ella,
SIN MIRAR ATRÁS



lunes, 4 de junio de 2012

Archivo de olas




Durante la siesta -en plena meseta-
es posible
escuchar sonidos de olas arropando y desarropando una orilla
sin descanso;

Suena tu archivo de olas.
Hasta mis hombros llevo la sábana recién puesta
       -que cruje bajito-
para que me envuelva
a la par que el murmullo marino.

domingo, 3 de junio de 2012

No como de costumbre...

Sin pizca de prisa deambulo
por las salas de la Sinagoga del Tránsito, 
leyendo extractos de historia
en los paneles de las salas
y tomando notas.

Pasa no sé cuánto rato.

(...)

Luego un simple banco del patio
-junto a la gruta-
me brinda unas magníficas vistas
a esos muros de antaño,
-que siguen mirando con los ojos muy abiertos,
pero "celosamente" guardados-
por tupidos listones de madera calada.

A la tuya usanza me descubres una lagartija
haciendo su vida a cámara rápida


Me encanta no comer de costumbres...


viernes, 1 de junio de 2012

Serie aves: jilguero

En las horas centrales del mediodía toledano
no hay viento ni brisa que valgan.
Solo mucho sol y escasa sombra.

Nos refugiamos
en los jardines de la Sinagoga
de Santa María la Blanca.

Y allí, en semejante patio de butacas,
bajo la verde y atenta mirada de un ciprés,
disfrutamos -adormilados- del recital
que nos ofrece un jilguerito

Tras un breve preludio
el primo uomo se va desgañitando
con series de trinos y chillidos.

Diríase que se halla en celo.
El canto de este colorín
parece más efusivo que melódico

                                                                                                        31/05/2012

jueves, 31 de mayo de 2012

En la Rosaleda

En la rosaleda del parque del Retiro
todo sigue
el ritmo de su propio latido;

Aromas que suspenden sus densas asignaturas
una y otra vez
en el ambiente.
Explosiones controladas 
-de color naranja fuego-
se suceden en los parterres.

Hace guiños el sol
entre las cortinas nubladas
de esta tarde primaveralmente fría:
-no hemos rebasado
la línea roja del cuarenta de mayo
que marca la llegada
del estío-.

Sentada en mi banco recibo 
los mensajes cifrados del mirlo.

Dos palomas torcaces
-contrapeadas-,
transitan, cual funambulistas,
por los delgados hilos pétreos de una fuente 
sin agua.

Mientras, tú recorres desordenadamente
los caminitos ajardinados,
y te sorprendo
comiendo pétalos de rosas
aquí y allá.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Desempleata Officinalis

En la Península Ibérica
parece que la planta "desempleata officinalis"
se da bien,
-demasiado-
en los tiempos que corren.
Prolifera en cualquier estación del año
pasando ya de los cinco millones.


martes, 22 de mayo de 2012

Traduciendo de la realidad

Si se me requiere,
-como tarea laboral-
traduciré a mi idioma natal,
esto es,
al español desde el alemán.

Mas, mi empeño diario por traducir
la realidad
no cumple ningún encargo;
tan solo dos mandatarios me urgen
a la tarea:
sentir y observar.

Luego, con ayuda de simples parámetros,
traslado aconteceres
a  mi lengua vital
haciéndoles sitio
en mi poesía peculiar.

-una constante existencial-

sábado, 19 de mayo de 2012

Manto de granizo: bolitas de naftalina

Frente al Palacio Real,
el inesperado manto de granizo
reparte sus bolitas de naftalina
por el laberinto de arizónicas y
arbustos de boj,
liberando un fresco y primaveral aroma.

jueves, 17 de mayo de 2012

Mejillón gallego

Su sabor
nace entre algodones de espuma,
sobre camitas verticales cultivadas en batea
-de las que nunca se apea-.

Este molusquito posee la pureza de las corrientes
con las que crece
mientras baila
a cámara lenta en los profundos salones
de muda riqueza...

Y así, en el encerrado abrazo
de sus negriazules conchas ,
permanecerá hasta que sus músculos
cedan a la presión del pulso entablado
-en la cacerola-
por el agua o por alguna salsa en ebullición.


domingo, 13 de mayo de 2012

Miedo transitorio

Hasta el cuarenta de mayo
tengo por costumbre poner cada noche
un poco la manta eléctrica.

Que sea ella quien rompa por mí
el hielo de las sábanas.

Luego entro yo
-ya más tranquila-
como quien tras haber escuchado
los ladridos de su perro en la oscuridad,
siente alivio y se le pasa el miedo.

Qué bien ahuyenta ese simple trapo con cable
mi miedo transitorio
al no-calor en el lecho

sábado, 12 de mayo de 2012

Serie bichitos: abeja cortadora de hojas

En una pausa
te veo fuera
enfrascado observando con atención algo
entre la enredadera
del muro del patio
de "nuestro" todavía lugar de trabajo.

(Con el E.R.E. en y sobre nuestras cabezas)

Me muestras ramas llenas de hojas
delicadamente mordisqueadas aquí y allá.
-Será un saltamontes-, pienso en alto.
-Nada de eso-,
respondes moviendo la cabeza de lado a lado.

Por fin se deja ver el bichito:
una hacendosa abeja troqueladora
visitando verdores
de hoja en hoja...

De pronto asistimos extasiados al singular espectáculo
de ver rasgar y enrollar con sus faucecitas
un pedacito de hoja
que rápidamente se lleva volando
"bajo el brazo"
como un legajo de naturaleza.

Todo se va desmantelando alrededor.




martes, 8 de mayo de 2012

Plazuela del Cordón

En la plazuela del Cordón
hay un edificio de señorial fachada.

El enrejado de sus amplios ventanales
evoca a decimonónicas damas
sentadas de lado junto al alféizar.

Discretas con sus tocados de blonda,
en el caer de la tarde
se entregan a la placentera escucha
de palabras de amor
que el viento les trae






viernes, 4 de mayo de 2012

Aroma especial

Siempre llevo un poquito del discreto
y especial aroma de tu piel conmigo.

De entrada,
sus notas de salida
son recatadamente cítricas.

Su esencia posee, entre otros,
destellos de resina y
ligeros toques almibarados
a piel de niño.

Sus sonoras notas de fondo
insisten siempre en acompañarme hasta casa;
Y una vez allí se meten en mi armario, 
donde tocan mi ropa,
dejándola perfumada
durante toda una semana.


jueves, 3 de mayo de 2012

La mente no tiene los pies en la tierra

Mientras los pies nos encaminan hacia un solo
y definido lugar cada
vez que nos ponemos en marcha,
la mente sigue sus propios dictados
yendo -al mismo tiempo- en todas direcciones.

Se dispersa y se recrea
con gusto en el entretenido parque temático del tiempo pasado.
Y con las mismas, la mente va
y viene del futuro 
-al galope-.
El caso es ausentarse siempre
a cuenta de premisas impresentables.

La mente no da tregua,
-no tiene los pies en la tierra-.

Abandona el instante presente 
y nos lleva y nos trae
por esas calles de mundos imaginables
innombrables,
en una palabra -intransitables-.

Porque a la mente solo la muerte
le para los pies.
Y mientras,
no necesita de lentos y meditados pasos,
pudiendo recorrer lugares a la velocidad de la luz,
y durante mil años,
-si fuera necesario-


sábado, 28 de abril de 2012

Corto circuito para día plomizo

Se me ha echado encima el tiempo
de este día plomizo,
tratando de abrirme paso entre sus espesas horas
como si atravesara explanadas llenas de cuerdas
con sábanas secas que crujen.

¡Es ya la una y veinte!.. Voy a salir.
Aun no. Me entretengo un poco más para sacar del bolso
el libro de poemas de Lorca, el de poesía hebrea
y otras cosas que me pesan hoy.

En la calle al fin. Guío mis pasos hacia
un establecimiento comercial, pero me arrepiento
y decido perderme lentamente
por la trastienda de callejuelas del Palacio de Cañete.

Tengo poca energía hoy.
Así que caminaré consumiendo aire en menos
tandas cada vez,
             -esto es, en profundos suspiros- 
y economizando al máximo
el número de pasos.

Recorro la calle del Rollo.
En su recodo,
una ventana de forja pintada de verde
me enseña
-a barrote descubierto-
una cerradura en medio de su pecho;
se trata de un corazón chapado a la antigua
cuya llave perdida
custodiaba un antiguo amor.

Sin saber cómo,
salgo a la costanilla de San Andrés,
y me invito a cruzar hasta el Jardín del Príncipe de Anglona.
No encuentro sitio en sus fríos bancos de piedra
para sentarme a escribir;
Sigo avanzando hacia el restaurante "El Cosaco"
a ver si veo a los gorriones rampantes,
            -pero no están hoy-.

Hago parada obligada ante el curioso pasadizo elevado
-tapiado-
de la Iglesia de San Andrés
que utilizaban los Reyes Católicos para ir a misa.

Por la calle del Nuncio,
llego hasta la Iglesia de San Pedro el Viejo,
donde me detengo,
antes de volver  por la travesía del Almendro
hasta Puerta Cerrada... 


                                                                                          27/04/2012


jueves, 26 de abril de 2012

Me preguntaba en alto

Me preguntaba en alto por el papel ancestral
de la luna llena en la naturaleza
como garante de la supervivencia
versus la selección natural
para con los individuos y sus especies.

Este pletórico faro,
-el más alto, claro y antiguo
que se conoce-
se ocupa de alumbrar
a las criaturas en el trance del parto.

Y es, precisamente, en ese duro instante
donde contribuye el astro
-a partes iguales-
en la tarea de perpetuación
de las especies,
pues deja a sus miembros terriblemente expuestos
en el lance de ser avistados
por acechantes alimañas.


miércoles, 25 de abril de 2012

Tiempo pasado: ese incorpóreo encargado

No me acuerdo
de algunas cosas relativas a mi existencia pasada
que aún debería recordar con nitidez,
-no ha transcurrido tanto tiempo-
(o tal vez sí
haya corrido ese incorpóreo encargado de llevarse y traer
acontecimientos).
El caso es que, entre esas cosas y yo,
hay como un extraño
velo echado
que no me deja ver del todo claro
a ese lado del tiempo
gastado

jueves, 19 de abril de 2012

Afinador de poemas

En la estrecha callejuela
retumban los menesterosos jingles del afilador.
Y a este lado de la ventana,
servidora, a vueltas con un poema
-o dos-
a los que no consigo dar forma.
Estoy por bajar mis engranajes y herramientas tod@as
-forjador@s de poesía-
y pedirle que los afile.
O que me diga al menos
cuando pasa el afinador de poemas.

domingo, 15 de abril de 2012

La brisa habla a la cara de los sentidos

Qué de cosas dice a esta hora la brisa
a la cara
de los sentidos,
subiendo a ráfagas por la empinada cuesta de la calle Buenavista
mientras yo desciendo:
habla de un aroma a asado instalado en el aire
y reparte invitaciones a ojos vista
para el frenético desfile multicolor allá en la pasarela de molinillos
sobre aquel balcón.
Y mis oídos, la mar de extrañados,
perciben -atónitos-
un inusual silencio en el ambiente:
Falsa alarma, se trata de un vientecillo suspendido
que viene murmurando solo y de brazos caídos
negándose a transportar más ruidos de coches.


Mis muñecas desvestidas, dos lindos juguetes en tus manos

Me encanta recibir en vena
transfusiones de amor inesperadas,
como las que inyectan tus labios
en la carita  interna
de mis muñecas desvestidas
-dos lindos juguetes en tus manos-.

viernes, 13 de abril de 2012

Serie aves: Gorrión

A media tarde
dos gorriones rampantes
pugnan -a saltito limpio-
por el mejor sitio
en la geométrica superficie de uno de los faroles de forja
con vistas a la terraza del Restaurante "El Cosaco".

Y es que, resulta de vital importancia
tener una posición aventajada en semejante porche
para el avistamiento de migajas.


jueves, 12 de abril de 2012

Tu amor es una prenda hecha a medida

Tu amor es una prenda que me sienta a medida.
Mira como queda por delante y por detrás,
ajustada y
ceñida,
como hecha al corte.

La prenda de tu amor no encoge
y si acaso ensancha, es por su tela,
-que da mucho de sí-.

Al ser del color de la sonrisa
no destiñe
y aun desnuda, me viste
y me abriga.

Siempre huele a nuevo
y recupera su apresto
con cada recién estrenado beso

lunes, 9 de abril de 2012

Serie aves: Mirlo

Al final de la tarde
en el improvisado escenario de un parque urbano
-melodramático-
                 (por estar repleto de árboles del amor y sauces llorones)
destaca
-enfocada por unos últimos rayos-
la figura azabache de un mirlito
prendido en lo alto de una arbórea silueta 
con borduras de sinople.

Somos el único y extasiado aforo
de sus largas notas y trinos.
Nos deleita con un repertorio
-a cada momento improvisado-  
cantando de oído
ruidos de sirenas, pitidos y bocinazos.

viernes, 6 de abril de 2012

Ahora que por fin llueve...

Ahora que por fin llueve,
en medio del ambiente húmedo y triste,
hablaré del llanto.

Yo he llorado mucho, lo indecible.
Pero no sabría decir
cuántas de esas lágrimas he derramado por mí
y si realmente lo hice alguna vez.

Lloré la pena y el dolor ajenos:
por la persona que se ha ido,
por lo que ya no podrá hacer,
por los hijos que no han sido...
    
         -Yo estaba viva y no me creía con derecho a llorar por mí-.

Lloré incluso hasta la pena y el dolor de todos los seres queridos
de aquellos muertos.

Está bien. Pero verter lágrimas tan desprendidamente 
por los demás lleva consigo
irse recubriendo de una ligera pero endurecedora
pátina insensibilizante
que no te permite llorar en calidad de superviviente.

Después, con el tiempo,
aprendí a recorrer
-acre por acre-
la linde del sufrimiento propio,
y comencé a regarla -con lágrimas- más a menudo cada vez.

De nuevo era como si yo llorara por otra persona,
-una buena amiga, tal vez,
a la que había pasado tiempo sin ver-.
Aun así lloré,
-cómo de desconsoladamente lloré-
por aquella pobrecilla
a  la que habían sobrevenido toda suerte de males.

Y al mismo tiempo me emocioné
por haber podido ser
testigo de excepción de la superación y del crecimiento
de esta valerosa mujer

miércoles, 4 de abril de 2012

Desapacible mañana

¡Qué desapacible la mañana aquella de playa!:
el viento gruñendo
por entre las densas nubes grises
y el mar rugiendo a ras del suelo
por boca de sus mil olas
y mientras tanto yo
con los pensamientos tan revueltos como el tiempo,
agitándose bruscamente
al compás de mi alborotado cabello                                                                                                                                     
                                                                                                                                                                                          (24/07/2011)

domingo, 1 de abril de 2012

Camitas - estantería

¡Qué aspecto más sombrío
ofrece la biblioteca Ivan de Vargas a punto de cerrar!
Y es que,
sus palaciegas y luminosas salas de enormes balcones -durante el día-,
ahora no pasan de ser meros cuartos a oscuras
donde los libros permanecen castigados
-con sus tapas cerradas-
aguardando cada uno en sus camitas-estantería


jueves, 29 de marzo de 2012

sábado, 24 de marzo de 2012

Serie aves: Lavandera



Una lavandera se deja observar inusualmente de cerca.
Ataviada cual joven novicia,
va y viene en círculo
recorriendo azorada los límites
de una celda de césped
en la madrileña plaza de la Encarnación.

Con sus alitas recogidas a la espalda
comienza a pasar -en desordenado rezo-
las peculiares cuentas de su rosario de saltitos encadenados.
Enseguida, su figurita se cuela
tras los barrotes de la verja del Convento
y sigue avanzando recatada hacia delante,
sin perder la linea donde muere la pared del muro en el suelo.

Y al otro lado quedamos nosotros.
Decididamente esta avecilla parece haber guiado
nuestros perdidos pasos -en la fría mañana-
hasta el umbral de este ilustre edificio.
¡Qué digo!, aún más,
nos ha dejado ante una flamante puerta de las estrellas (Star Gate) 
pues al otro lado el Madrid del siglo XVII
espera

jueves, 22 de marzo de 2012

Serie aves: Herrerillo

A última hora de la tarde, el Parque del Retiro
se viste con júbilo
de menudas y vaporosas telas
tras la primera jornada de lluvias desde octubre.

Un apuesto herrerillo desciende y
rasga de un saltito la cortina de neblina
fina
que mediaba entre nosotros y su acacia.

Y se planta a nuestros pies
-a ver si recibe comida-
acercándose con descaro,
un poquito más cada vez,
presa de un comportamiento impropio del todo.
...

Se diría que es un pilluelo gorrión, de empolvada carita,
quien verdaderamente se oculta tras ese delicado antifaz negro,
del que parece haberse adueñado
junto con la camisa amarilla y la levita azul de terciopelo a juego
-que le van a medida-
para acudir a festines
de esos
en los que llueven del cielo miguitas

lunes, 19 de marzo de 2012

Ojos de color atormentado claro

Me encantaba contemplar esos ojos tuyos
-de color atormentado claro-;
Uno agazapado y el otro siempre alerta, tras ese asentamiento
superpoblado de pestañas
por milímetro cuadrado

Safe Creative #1203211344737

Temor escénico

No he conocido, ni creo que exista, otro temor escénico
real más grande
que el miedo constante y prolongado ante una defunción anunciada.
Lo peor está siempre por llegar.

Mas, cuando puntual acude la muerte
exigiendo -a deshora- una representación del tercer acto,
en esa última escena,
donde no hay vuelta atrás para el que muere
ni huida posible para quien se ha salvado,
el miedo escénico se le quita a una de pronto,
-de puro espanto-.

Y, sin saber cómo,
recuerdas entero el inaprendido texto de la despedida, del adiós, que habrías de pronunciar
y cuyas exactas palabras nunca antes ensayó tu voz.

Luego cae el telón.
Y todos aplauden y vierten consternados sus respectivos
llantos de emoción.

A partir de ese momento el -hasta entonces hospitalario- mundo
se te vuelve inhabitable.
Y ya solo resta vivir con el quebranto de estas tristes tablas el resto de tu vida
pero también,
vivir el resto de tu vida
-que es lo que yo actualmente hago-.



jueves, 15 de marzo de 2012

Luz cortante

La afilada luz de la tarde
deja caer a plomo
su deslumbrante hoja
sobre las casas de la plaza de la Paja...

...Guillotinando fachadas a diestro y siniestro.

Dorados quedan
los chaflanes que a su paso corta


martes, 13 de marzo de 2012

Des-h-orientada por un buen sendero (Reloj biológico Segunda parte)

Desde hace una temporada
vivo confortablemente des-h-orientada.
Es decir, paso de mirar la hora
atenazadora que marca
aquellos instintos que, hoy por hoy,
yo ya doy por extintos...

Hubo un tiempo, en mi juventud inmediatamente anterior,
en que necesitaba vivir pendiente del reloj...
llegó la hora
y me casé
llegó la hora, y me quedé embarazada
-dos veces-.

Ahora vivo sencillamente en el feliz tiempo presente.
Sigo adelante, des-h-orientada por un buen sendero
disfrutando del camino que transito 
sin tener que llegar a tiempo a tal o a cual puerto


Chicas, atención: El reloj biológico nos llama (Reloj biológico Primera parte)

Chicas, atención: el reloj biológico nos llama.
Y por qué será que nos importuna siempre a horas tardías.
Aporrea a golpes nuestra puerta entrada en años,
cerrada a cal y canto,
hasta que abrimos y sucumbimos a la tentación
de mirar la hora
-lo que vulgarmente
se conoce como: "caer en la cuenta de que se hace tarde
y que el arroz se nos pasa"-.

Cuando por fin despertamos
son las 10 y media pasadas...
...y antes de que den menos cuarto, ya hemos decidido acabar con el rosario particular de cuentas pendientes:
-Me lanzo a vivir con él;
-Me caso;
-Voy a ser madre...

domingo, 11 de marzo de 2012

Serie aves: Piquituerto

En medio del agreste silencio
sobre el urbanizado valle,
retumban las calculadas embestidas del piquituerto
subido a una piña en obras

Pre/textos: Del dicho al texto...

Cada vez me gustaba más
pasar del dicho al texto.

Y es que quiero tanto a las palabras
que no puedo dejar que se las lleve el viento.

Por eso voy tendiendo mis pensamientos
-que ahora no son sino lindos pre/textos-
sobre hojas y cuadernos...

...Y me apresuro para que del dicho al texto
no haya mucho trecho


jueves, 8 de marzo de 2012

Feliz día de la Mujer

Ayer tarde
estuve a punto de merendar cualquier cosa y quedarme en casa
con Bach
bregando con las cajas de cartón que trato de reconvertir en estanterías.

De pronto mis dedos ennegrecidos me avisan,
me miran diciendo basta.

Tenía previsto desde hace unos días
asistir en Casa Árabe a la presentación del libro "La mujer y el Lenguaje de su cuerpo. Voces literarias del Magreb", de Leonor Merino.

Así que una vez más, tras poner un poco de pereza en el cerdito que tengo a tal efecto,...

-y que rompo cuando he ahorrado suficiente para pasarme una tarde entera a la bartola-

...salí, como siempre, con la idea de que mi espíritu se tomara algo
a su propia salud.

Pues bien, al final de la tarde
mi alma quedó serenamente embriagada
de diferentes perpectivas y conocimientos.

Regresé a casa
y -como de costumbre-
tuve que aflojarme el cinturón enseguida
porque mi sensibilidad había ensanchado
-es lo que tiene seguir este tipo de dietas-, pensé.

Y me encantaba esa sensación de sentirme plenamente nutrida,
sana y satisfecha
por dentro.

----

Feliz día de la Mujer

Nadie en su sano juicio debería dar la espalda a un atardecer así

Camino hacia la oscuridad:
en dirección opuesta a la de los rutilantes carteles luminosos
que anuncian el final de la tarde.

Nadie en su sano juicio debería dar la espalda
a un atardecer así...

Mejor haría en desandar el camino que me ha traído hasta aquí
para ir hacia la luz y disfrutar del breve ocaso.

Si tuviera valor
me pondría ahora mismo a caminar unos metros de espaldas
para no perderme el resto del espectáculo mientras me dirijo a mi destino.


sábado, 3 de marzo de 2012

A pies junquillas

En el fondo los pies del junco
están anudados
a la masa de fango del estanque.

Y es por eso que su esbelto tronco escucha y repite
en lento silbido
-a pies junquillas-
los poemas superficiales
que le susurra una corriente vespertina de aire
corriente.


viernes, 2 de marzo de 2012

Yo no soy más que un país pequeño productor ... (Tribulacciones y microdichas Segunda Parte)

En este mercado único continuo de terribles dosis de realidad,
la felicidad parece no pertenecerle a nadie:
se pierde o se da a la fuga con mayor facilidad
de lo que costó ganarla o atraparla.

En cuanto a mí,
yo no soy más que un modesto país pequeño productor.
Genero la felicidad que voy a consumir en el momento.
Más que comprarla me dedico a producirla:
-el resultado es un producto barato, de mayor calidad pero enormemente perecedero-.

Mi economía doméstica trata de nodejarse llevar
por aquella felicidad  llegada de manos de la inmediatez,
porque seguro que luego
tocará devolverla a plazos.

Del mismo modo intento
no cultivar yo misma ni cosechar de otros
más tristeza
de la que mi finito territorio está en condiciones de asimilar:
El autoconsumo de este producto es peligroso.



miércoles, 29 de febrero de 2012

Estados en miniatura (Tribulacciones y microdichas Primera Parte)

Cada uno de nosotros constituimos
pequeños estados miembro
en miniatura.

Algunos  sobreviven en medio del mercado único imperante
repleto de terribles dosis de realidad.
poniendo en práctica lo que los grandes países:
importar continuamente todo aquello que les falta
y tratar a toda costa de soltar el lastre que sobra.

Así, aquellos diminutos territorios que acumulen
más activos tóxicos de lo normal
perseguirán deshacerse a la baja
de todas esas tribul-acciones
con la esperanza de adquirir a cambio unos cuantos,
pero preciados, valores en verde. 
A saber,  
el entusiasmo, el regocijo y la dicha, amor del sano...,
que en el maldito mercado continuo
son índices tan cotizados como volátiles,
-dada la naturaleza fluctuante de sus idas y venidas-.

Por eso, la tan valiosa y codiciada felicidad que ansían
la mayoría de esos países, llamados nosotros,
solo se conoce
en forma de microdicha.
No vaya a ser que el sistema global de tribul-acciones quiebre.



jueves, 23 de febrero de 2012

Serie aves: Trajecito rimado para Petirrojo

Al final de la tarde
el petirrojo nos recibe brevemente
a las puertas del arenero que se extiende bajo su pino
antes de transportarse raudo
hasta una solitaria rama
donde luce a distancia su anaranjado peto en el pecho.

Y allí, viendo cómo se apaga la tarde,
pende -cual farolillo -
mientras el viento le mece.



miércoles, 22 de febrero de 2012

Rezumo felicidad

Mientras esperamos el tren
sentados sobre un banco en medio de la apacible y fría mañana,
rezumo felicidad.

Con los ojos entornados y mi cabeza apoyada en tu hombro,
solo tengo como tarea disfrutar del momento a tu lado
con cada inspirar
lento y profundo.

Y noto que en el tranquilo ritmo
a veces se cuela una incómoda expiración
que lleva
sapos y alguna culebra
de épocas pasadas.

Pero ya no me produce el menor espanto.
Simplemente dejo que salga y la veo alejarse
seguida de su cortejo de bichos -saltando y arrastrándose-
buscando ponerse a cobijo
en otro pecho
-que le haga caso-.

jueves, 16 de febrero de 2012

Instante: ¡¡¡Presente!!!

Si en el amor trabajásemos más
para el siempre
-del ahora-
mejor nos iría.

Porque mucho me temo que dejarlo todo
en manos del otro siempre
-el de después-
es como poner un disco
que lleva un nunca implícito
pegado en la cara B.
Y en el que todo y nada
cabe esperar que suene.

De vocación lejano,
el laxo e impreciso siempre del luego 
adormece
hasta hacernos incautos.

Y entonces es cuando empezamos a dejar de trabajar
en y por el bienestar del instante presente,
en y por el bienestar del ser querido
en y por el bienestar de nuestro querido ser queriente
-nosotros mism@s-
pensando que, por arte de magia,
todo esto que tenemos hoy
se habrá de prolongar hasta el infinito
sin más...

Y si realmente quiero querer
así como ahora quiero
pero para siempre,
pues entonces
habrá que mantenerse consciente
en todo momento
de las efimeridades
que constituyen lo bello
y el envoltorio que lo envuelve:
-otro regalo en sí mismo-
el instante presente.

martes, 14 de febrero de 2012

Manto blanco (taximetrado)

Entre dos luces,
en medio de la tarde fría,
un largo y denso manto blanco
-taximetrado- 
se extiende serpenteante a las puertas de la estación de Atocha
en espera del deshielo
que traerá consigo la hora punta
con la llegada de algún tren expreso.


viernes, 10 de febrero de 2012

El tiempo: una ecuación variable

Siempre me he preguntado de qué estará formado el tiempo
cuando pasa.
La respuesta que yo encuentro
es, en el fondo, una ecuación variable
-por resolver-
de acontecimientos,
que sumados o restados
multiplicados o divididos
nos dan un resto en meses, días o años.

Es preferible no fiarse de calendarios atrasados y vetustas agendas
cuidadosamente almacenadas.
¡A sacar la vara de medir el tiempo en aconteceres, se ha dicho!
A ver hasta dónde llega el nivel
de los que llenan y enriquecen
de los que han puesto y mantienen en el cargo
a un YO
          -pero renovado, ¿eh?-
en medio de un presente inquieto.

En las mediciones saldrán a la luz aquellas etapas
confortablemente duraderas
con  las que un@ confiesa:
-fue bueno dejar de identificarse a veces
para ponerse a salvo un rato-.

Y junto a ellas, los benditos y maravillosos hitos
-o rat-itos-
que, fugaces, cruzaron de parte a parte
-cual estrellas de bata de cola-
el manto azul de nuestra existencia.
Duraron apenas un instante
el tiempo justo para hacernos caer en la cuenta de...,
para traernos de vuelta hacia ...

Me rindo.
Porque estos momentos
son afortunada- y sencillamente inconmensurables.



miércoles, 1 de febrero de 2012

Palabra de aprendiz de desprendida

(Ahora veo con más claridad
en este asunto):
Una vez que
hube salido (...) del perímetro acordonado de mi vida anterior
me inicié
en el afán
por desprenderme, sin mirar atrás,
de los ropajes, objetos y enseres 
que identificaron aquella etapa.

Se me quedó pequeño el empeño de arrastrarlos conmigo,
sencillamente encogió al lavarlo
con cada mudanza
de camisa
con cada cambio
de casa...

Quizás porque descubrí que el hecho de apartar definitivamente ciertas cosas, 
-abandonándolas a su suerte sobre un contenedor-,
me reportaba solo pequeñas dosis de infelicidad,
siempre más rentables
que la agotadora dicha
de ponerme a buscar frenéticamente donatarios y escondites para todos ellos.

Palabra de aprendiz de desprendida.


                                                                (22-07-2011, antes de una mudanza)


sábado, 28 de enero de 2012

Mi poesía viene de largo

Mi poesía viene
de largo
mas no viste de gala
sino de diario.

No se reserva para grandes ocasiones.
Me la pongo cada día
tras rebuscar en mi fondo de almario.

Mi poesía viene de largo;
De cuando confeccionaba yo, siendo niña,
coquetos trajecitos rimados
que me encantaba ponerle
a la luna,
a las flores
y a los pájaros.


jueves, 19 de enero de 2012

El hombre del saco

Quien se halla detrás de unos barrotes
tiene todo el tiempo del mundo
mas un solo espacio donde gastarlo.

Quien tiene ya su lugar bajo tierra
carece de tiempo
en un solo y olvidado espacio.

Y hay, quien, disponiendo de tiempos y espacios,
no se olvida de salir siempre
con un saco de miedo agarrado bajo el brazo.


lunes, 16 de enero de 2012

Nueva en mi ciudad

Me he mudado de barrio
y eso, en Madrid,
es un cambio de suerte,
de ciudad.

domingo, 15 de enero de 2012

Serie: Pensando en alto 1: Bricolaje casero

¿Por qué no dedicar una tarde de domingo
a hacer bricolaje casero,  
pero allí
en la fachada  
y entresijos de nuestro fuero interno?

Quien se atreva  
que prepare las herramientas
para esta faena:

1.- Martillo y cincel:
Puede que haya que tirar abajo
la mole de piedra
que suele cubrirnos hasta las cejas...


2.- Lijadora:

Con ella desbastaremos enquistamientos
en nuestra carcasa de serie
vulgarmente conocida como, modo de ser...(ie).

3.-Importante: deshacerse enseguida de todas las virutas,   
Es decir, asperezas,
dobleces,

y/ o pecadillos inconfesables...

4.-D
ecapante:
Indispensable tenerlo a mano

si se pretende eliminar a fondo repintes y capas.

-------- A mí me dio resultado este peculiar bricolaje, 
aunque reconozco que me llevó más de una tarde.

Pero cuando emergió  
aquél yo descolorido, desautorizado,  
un pentimenti de mi verdadera faz.
me apresuré  
a darle vida 
reponiendo fugitivos colores
aquí y allá.

sábado, 14 de enero de 2012

Ignorante hasta la médula

No sabría decir si 
te deseo más de lo
que quiero
o si te quiero más de lo que puedo
desear…

Y lo peor de lo mejor:
sigo ignorando aún si 
me gusta más 
que seas tal y como eres 
o así como no eres